En estos tiempos en que se habla mucho de un supuesto equipo Cuba unificado con las estrellas que brillan en otras ligas, los aficionados dentro y fuera de la Isla sueñan con armar una novena con las figuras más potentes que compiten en competencias extranjeras.

Imagine por un momento que usted fuera mánager y pudiera artillar un conjunto con los antillanos que compiten en Grandes Ligas, Japón, Corea y Taiwán, por solo citar los principales campeonatos beisboleros que están en activo, en donde varios de nuestros peloteros brillan con luz propia.

A simple vista, parece una tarea casi imposible de completar, al menos en varias posiciones porque el talento es innegable, abundante y hay coincidencias que hacen dudar a más de uno, entre el abundante material humano de que disponemos en esas cuatro ligas.

Hagamos una simple bolsa con los nombres de todos aquellos que han actuado en algún momento de este año en las principales categorías -no en ligas menores- entre Grandes Ligas, la Liga Japonesa de Béisbol Profesional (NPB por las siglas en inglés de Nippon Professional Baseball), la Korea Baseball Organization (KBO), y la Chinese Professional Baseball League (CPBL) y aprestémonos a rompernos la cabeza par definir quién jugaría de regular quién iría a la banca.

Entre los cuatro campeonatos, un total de 39 representantes de Cuba han visto acción durante las actuales temporadas, después de que regresó la acción del béisbol internacional con la Chinese Professional Baseball League (CPBL).

Para mayor desglose, nuestra bolsa estaría compuesta por 24 jugadores de posición y unos 15 lanzadores, si tenemos en cuenta a Yoenis Céspedes, quien ya no está activo después de su abandono, Yordan Álvarez, lesionado, y a Nelson Cortez, el lanzador que emigró con apenas unos meses de la isla.  

¿Qué bateadores y jugadores de posición escogerías entre Asia y MLB?

Sin dudas, en el área de los bateadores es donde más abunda el talento cubano en estas cuatro ligas en la actualidad. Hablamos de 24 peloteros que han tenido al menos un turno al bate en esta campaña, entre los cuales, hay establecidos atletas, novatos, y muchos que pueden desempeñarse en varias posiciones, una muestra de la versatilidad que tendría esta armada cubana, pero vayamos por partes.

Donde no quedaría duda alguna es en la receptoría, pues Yasmany Grandal de MLB y el joven Ariel Martínez, de la NBP, son los únicos disponibles, además de poseer una probada calidad el primero y un talento reconocido el segundo.

Donde parece complicarse la jugada es en el cuadro interior, porque estamos en presencia de un overbooking en toda regla, si contamos que entre las cuatro ligas hay hasta 12 jugadores que pueden desempeñarse en estas demarcaciones.

Nombres como Pito Abreu, Yuli Gurriel, Candelita Iglesias, Yoan Moncada, Yandy Díaz, Adeiny Hechavarría, Aledmys Díaz, el mismo Lourdes Gurriel que puede jugar en el cuadro, José Miguel Fernández, Yurisbel Gracial, junto a los más jóvenes José Israel García, Rangel Ravelo, nos dejan un cuadro ilusionante.

Entre este grupo envidiable, Pito Abreu destaca como lo que es: el mejor toletero cubano en Las Mayores, al punto de comandar a los nativos de la isla en jonrones e impulsadas.

En los jardines tampoco falta talento, con 8 beisbolistas que defienden esas demarcaciones -aunque Alfredo Despaigne es designado en la pelota japonesa- cifra que se elevaría incluso si tenemos en cuenta que Lourdes Gurriel ya demostró de qué es capaz en los jardines y Yurisbel Gracial ha jugado mucho allí en su estancia en Japón, tanto que, al día de hoy, y viendo el excedente del cuadro, cabría mejor en los jardines.

Entonces, hablaríamos de casos como el de Leonys Martín, quien vive una segunda juventud en Japón, y que hasta el momento está envuelto en una sorprendente campaña jonronera, al acumular 19 jonrones, a lo cual añadamos que se robó tres bases en un mismo juego y que ha lucido a la defensiva.

También encontraríamos al talento revelación de la temporada, Luis Robert Moirán, quien ha enseñado esa calidad que se le anticipaba desde antes de comenzar la temporada, y hasta este lunes, era el segundo cubano con más vuelacercas de MLB y uno de los que más impulsadas tenía.

Sumemos a Robert y Leonys, al bombardero Jorge Soler, a Despaigne, el propio Gracial, a Dayán Viciedo, uno de los latinos que más produce en Japón, Yoenis Céspedes y Yordan Álvarez (lesionados), Gurriel, José Adolis García y Randy Arozarena, y dispongámonos a encajar una alineación más que prometedora e interesante.

Tiene 24 peloteros para unas 8 posiciones, y para escoger a un bateador designado, entre tantos peloteros con probada calidad para integrar cualquier alineación. Recuerde que cuanta con beisbolistas de calibre MVP en sus ligas como Pito Abreu y José Miguel Fernández, con talento de Novato del Año como Luis Robert, y con ganadores de Anillo de Serie Mundial como Yuli Gurriel, como para escoger a su gusto.

Buenos brazos entre los lanzadores

Tal vez esta área palidece un tanto cuando se compara con los bateadores, y muchos podrían decir que falta talento, al menos si de abridores hablamos, porque lo que es el relevo va sobrado de calidad en algunas de sus piezas.

No obstante, en un torneo corto, con unos pocos abridores y un buen bullpen con abundantes brazos -jóvenes como los que tiene la isla en estos momentos y con buena velocidad-, bien que se pudiera cubrir seis o siete juegos con un adecuado manejo del picheo.  

Entre los 15 que conforman nuestra nómina, no luce tan mal un quinteto de abridores conformado por Odrisamer Despaigne, Ariel Miranda, Onelki García, Yariel Rodríguez y el prometedor derecho de Cardenales de San Luis, Jhoan Oviedo, quien con 22 años no ha lucido nada mal, y tiene dos aperturas en MLB este año, en cada una de las cuales caminó cinco entradas.

A simple vista, destaca que los abridores se concentran en Asia, con preponderancia en la cabeza de la rotación para dos experimentados como Despaigne, Miranda y Onelki, y dos jóvenes como Yariel y Jhoan.

El resto de los brazos irían al relevo y vaya que hay pura dinamita, pues algunos como Aroldis Chapman y Raisel Iglesias, clasifican entre los mejores relevistas de MLB.

A estos dos, habría que añadir a los otros serpentineros de MLB, como son Yoan López (quien no comenzó bien esta temporada después de lucir bien en 2019); Cionel Pérez, Adrián Morejón (abrió en sus dos presentaciones, pero con pocas entradas de actuación); Michel Báez (también abrió); Ronald Bolaños (una apertura); y Nelson Cortez.

Pero en Japón se encuentran dos piezas centrales para cualquier bullpen, como son el ponchador Liván Moinelo y el lanzallamas Raidel Martínez, quien frisa las 100 millas, ambos con campañas espectaculares en la NBP.

No sería descabellado imaginar un monstruo de cuatro cabezas llegando desde el relevo, para tirar desde la sexta a la novena entrada, Moinelo, Martínez, Iglesias y Chapman en forma consecutiva: una hidra a la cual sería complicado cortarle todas sus cabezas.

Con estas armas a su disposición, jugar al entrenador sería un pasatiempo agradable. Con semejante nómina, solo entre estas cuatro ligas que están en acción, pudiéramos hablar de un verdadero All Star, con poder, tacto y buena defensa, que cede un tanto en los abridores, pero que se complementa con un relevo impresionante. Una bolsa para frotarse las manos, así que arme equipo Cuba.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine