Pese a ser diagnosticado con la COVID-19, el lanzallamas cubano, Aroldis Chapman, no ha parado su entrenamiento y se ha mostrado en perfecta forma en las redes sociales.

Mucho trabajo con pesa, bicicleta, a Aroldis se le ha visto quemando las redes con sus exigentes entrenamientos, que le han permitido hacerse un físico capaz de resistir cualquier cosa, y que lo hace lucir distinto a aquel muchacho delgado que salió de Cuba rumbo a MLB.

“Tuve una excelente semana trabajando en casa, manteniendo mi ritmo de trabajo. Aunque no puedo salir de la casa, estoy tratando de mantenerme en forma”, afirmó la estrella cubana de MLB en su cuenta de Instagram.

Aroldis es una máquina de entrenar, y ni el anuncio de que tenía la peligrosa enfermedad lo hizo parar, y se ha seguido preparando para cuando regrese a ayudar los Yankees, que necesitan su brazo en busca de la Serie Mundial.

Al ritmo de música cubana, con el Chacal de fondo y los rascacielos como paisaje, el Misil Cubano demostró que viene en serio y listo para lanzar rectas de humo para la corta campaña que se avecina.

“Si Dios quiere, podré salir negativo en las próximas dos pruebas COVID-19”, dijo el cubano, que espera “poder unirme a mis compañeros de equipo pronto”.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine