Imagen inspirada en el caso de Yaser Porto, periodista deportivo cubano censurado por el aparato mediático del Estado por cuestionar la figura de Higinio Vélez, director de la Comisión Nacional de Baseball