Un reconocido especialista del boxeo profesional, Phil Jay, lanzó una afirmación que a muchos pudiera parecerles polémica: el pugilista cubano Erislandy Savón, sobrino de Félix Savón, pudiera ser campeón mundial profesional “ahora mismo”.

No se trata de una opinión cualquiera, pues viene de un miembro de la conocida Asociación de Escritores de Boxeo de América y editor del sitio World Boxing News, con amplio conocimiento del profesionalismo.

“Hay un peso pesado con el boxeo en la sangre: Erislandy Savón se está forjando una carrera a la sombra considerable de su tío Félix. Savón, de 30 años, ya es considerado el mejor entre los aficionados y sigue los pasos del miembro más famoso de la familia”, cuenta Jay.

¿En qué se basa para hacer esa afirmación osada sobre Erislandy? Según Jay, estamos en presencia de un gran pegador que cuenta con una proporción de nocauts de un 25% de sus casi 200 victorias. Además, destaca que una parte de estos ocurrieron, incluso, combatiendo cuando aún se usaba las cabeceras.

El especialista explica que una lesión en la mano sufrida en el período previo a la clasificación había descartado inicialmente a Savón de entrar en los planes, pero el retraso de los Juegos Olímpicos debido a la pandemia “provoca al comité de selección cubano un nuevo dolor de cabeza”.

Todo esto se debería a que, pese a sus impresionantes demostraciones en torneos anteriores, Savón ha estado del lado perdedor en decisiones cerradas, como la que vivió ante Anthony Joshua en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, marcador de 17-16.

 Erislandy Savón, un «talento impresionante»

“Savón posee un talento asombroso”, afirma Jay, quien teme que quizás nunca lo veamos en el mundo del boxeo profesional, aunque afirma que, si llegase a ir a Tokio en el 2021 y ganara el oro, “puede haber una pequeña y mínima posibilidad de que abandone Cuba”.

En tan alta estima tiene al púgil cubano que manifiesta que el “boxeo se perderá a uno de los mayores talentos de peso crucero o peso pesado, bueno, desde su tío”, el mismo que se retiró tras haber ganado tres medallas de oro olímpicas y seis campeonatos mundiales de aficionados y que pudiera haber triunfado en unos cuartos Juegos Olímpicos sí Cuba hubiera elegido participar en los Juegos de 1988 en Seúl.

Con todo, Jay duda que pudiéramos ver un día a Erislandy Savón ante el británico Anthony Joshua, ante quien perdió en 2012 en Londres, y que es uno de los grandes pesos pesados del mundo en la actualidad, o ante otras dos estrellas como Tyson Fury o Deontay Wilder.

El británico es el rey actual de varias de las más importantes organizaciones mundial del pugilismo profesional, como la Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y la Organización Mundial de Boxeo, y aspira a completar su palmarés con el título que posee Tyson Fury, el actual Campeón del Mundo de los Pesados del Consejo Mundial de Boxeo.

“En un escenario de ensueño, Savón obtendría ese comodín, ganaría el oro en Tokio y luego se convertiría en contendiente de peso crucero” afirma Jay, quien cree que con un mínimo de peleas estaría listo.

“Con toda honestidad, ahora podría ser un campeón mundial si desafiara a muchos de los que tienen un título en las 200 libras. En cuanto a la división superior, uno o dos años en el límite de 200 prepararían bien a Savón para participar en los pesos pesados entre 2022 o 2023. Entonces, el mundo de los pesos pesados ​​podría ser firmemente suyo. Crucemos los dedos”.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine