Foto: CiberCuba

La vida, y uno de los grandes boxeadores cubanos del amateurismo, golpearon duro al exboxeador cubano Félix Millares Cuesta, quien quiere volver a pelear a los 43 años para poder construir la casa que el gobierno le prometió.

Este cienfueguero que nació en 1976 quedó dañado por un nocaut que le dio Juan Hernández Sierra, uno de los grandes pugilistas de su época, en el año 1996, y tuvo que colgar sus guantes.

Según cuenta CiberCuba, Félix Millares, quien sufrió una lesión cerebral, ha vivido durante años en una casa de madera y el huracán Dennis, que azotó Cienfuegos en 2005, la destruyó.

Félix Millares Exboxeador cubano de 43 años quiere volver a pelear
Foto: CiberCuba

«No dejé mi deporte porque no tuviera condiciones para llegar, sino por combatir con un campeón. Desde entonces, el Félix Millares Cuesta que todos felicitaban fue tirado en el olvido. Solicité la ayuda que le daban a las glorias del deporte y no quisieron ayudarme», afirma.

El gobierno de esa provincia le prometió ayuda a la gloria deportiva, pero solo posee en estos momentos el terreno y los planos, que han sido cambiados en par de ocasiones.

“Para que no se olviden de su cara, Millares Cuesta se va al Parque Martí de Cienfuegos a boxear. Quiere llamar así la atención de las autoridades cubanas que le han prometido los materiales para levantar su vivienda, pero no se los dan”, añade CiberCuba.

En un post de Facebook compartido en una captura de pantalla de ese medio, Félix bronce en un Torneo Playa Girón -y campeón nacional en la categoría 15 y 16 en Camagüey-, se lamentó de su situación.

«¿Cómo es posible que un campeón como yo, con resultados internacionales, quiera volver a boxear a los 43 años para poder construir su casa porque no la tiene?», se pregunta.

Después de su lesión cerebral, debido al combate con Hernández Sierra -cuatro veces campeón del mundo y dos veces subtitular olímpico-, Millares Cuesta se hizo reiteradas pruebas en La Habana.

Contó algunos resultados del 2008 estuvieron bien, y que dos neurólogos le dijeron que volviera a pelear, pero que los médicos de la Comisión Nacional no le permitieron volver.

«¿A quién debo pedir ayuda? ¿A los buenos o a los malos?», se cuestiona el pugilista olvidado que, pese a que cumplirá 44 en septiembre, quiere pelear de nuevo porque no tiene dinero para construir su casa.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine