El INDER, máxima autoridad del deporte en Cuba, viola los estatutos de la FIFA en las dinámicas alrededor del fútbol cubano, la Selección Nacional, y los contratos de los jugadores de la isla en el extranjero.