Foto: Panchito González

Parecía que la Serie Nacional 60 iba arrancar por todo lo alto y cumpliría con muchas expectativas. Al menos, fue así hasta el 17 de marzo, cuando el INDER suspendió todo tipo de actividades deportivas hasta el 30 de abril cómo medida preventiva contra la COVID-19. Los 16 equipos estaban entrenando, e incluso, tuvieron partidos de preparación entre ellos. Muchos peloteros comentaban sobre lo diferente que podía ser la nueva contienda.

Una semana después, se informó sobre el aumento de contagiados con coronavirus, y ahora tampoco habrá béisbol en mayo. Así lo expresó en conferencia de prensa el vicepresidente del INDER, Ariel Sainz. “Es la mejor medida que se puede tomar hasta ahora, no podemos pensar en los entrenamientos de los deportistas ni en una serie, tenemos que protegernos todos”, afirmó.

Frank Camilo Morejón, receptor de los Leones de Industriales, me comentaba algo fundamental hace unos días: “La serie es lo de menos en estos momentos, lo importante es que todos nos cuidemos y que erradiquemos el coronavirus”. Sus palabras dictan la conciencia que han tomado los deportistas en estos tiempos tan difíciles.

Alfredo Despaigne, jugador de los Halcones de Softbank en la liga japonesa también está a favor de las medidas tomadas por el INDER. “Hay que cuidarnos, es lo principal. Todos tenemos que tomar conciencia sobre lo que está sucediendo”, me dijo Despaigne que se encuentra en la isla para recuperarse de una lesión en su muñeca izquierda.

“De la lesión estoy bastante mejor, pero no estoy trabajando en la rehabilitación totalmente, me encuentro en las afueras de Granma aislado con mi familia para protegerme del COVID-19”, afirmó el triple campeón del Nippon Professional Baseball. Alfredo aún no tiene fecha de regreso para NPB y retrasó todas las pruebas que tenía en la capital como medida preventiva. 

“La salud es lo primero, no debemos arriesgar nuestras vidas. El béisbol pasa a segundo plano”, le expresó a Play Off Magazine César Prieto, jugador de los Elefantes de Cienfuegos, que está contratado en la Liga Mexicana de Béisbol (Olmecas de Tabasco). “Ahora no se puede pensar en contrato ni en jugar, debemos esperar que todo vuelva a la normalidad”, afirmó Prieto. Pero, tanto César como otros jugadores, quisieran que en algún momento hubiera béisbol en la Isla, si la situación lo permite.

¿Habrá Serie Nacional de Béisbol?

“La Serie Nacional es una distracción para las personas, es la que hace desconectar a los cubanos de sus rutinas de trabajo y el hogar. En algún momento pensaremos como traerla de vuelta, siempre y cuando el virus se erradique”, me comunicó Ernesto Reynoso, Comisionado Nacional de Béisbol.

La Comisión Nacional de Béisbol está tomando todas las medidas esenciales con los peloteros, pero, con un plan B, tiene que ir pensando en hacer cambios en la estructura por si se canta “play ball” en un momento del año.

“Los jugadores están en sus casas y no pueden volver al entrenamiento hasta nuevo aviso, también se han frenado los procesos de liberación de los jugadores al menos hasta junio” nos dijo el responsable de la 60 Serie Nacional, Carlos Martín.

Cómo punto positivo para los amantes de nuestro pasatiempo, fuentes del INDER me han informado que el béisbol es uno de los eventos deportivos que no se ha valorado eliminar hasta el momento, por lo que representa para los fanáticos y para todos los cubanos. Pero si la situación se sigue agudizando no se descartaría suspender la serie, aunque fuese lo último que suspenderían en materia deportiva. La Serie Nacional de Béisbol nunca se ha dejado de efectuar en sus 59 años de historia y por eso se luchará para que regrese, complementó la fuente.

La misma fuente expresó que el presupuesto para la serie fue eliminado y los 280 mil litros de petróleo que asignaron para la campaña, lógicamente, fueron destinados para otros asuntos. Cada viernes, el INDER y la comisión nacional se reúnen para discutir los asuntos de estrategia. En la última reunión se priorizaron varios planes sobre algunos asuntos de recursos humanos, pero no se debatió nada de reajustar la estructura. Por fuentes allegadas a las comisiones supimos que se están valorando tres opciones.

La primera es reducir el número de juegos en la segunda fase de 50 a 35. Cómo segunda opción se manejó eliminar la segunda fase y clasificar en una etapa regular de 75 partidos. Para la tercera variante se pretende utilizar el mismo sistema de la temporada pasada (45 juegos en cada etapa). La misma fuente explicó que en cualquier momento en que comience, se llevará a cabo una nueva etapa de preparación para los equipos, con un tiempo mínimo de cuatro semanas.

“Se valora las tres opciones de la estructura, pero no se puede discutir sobre cuál se quedará si no conocemos fecha de inicio del campeonato. También pueden nacer nuevas variantes. Reajustar el calendario y definir la estructura será fácil, solo hay que conocer si arrancamos o no” precisó.

El principal objetivo es defender los 75 juegos en la primera fase. “Lucharemos para mantener los juegos en la primera etapa del campeonato” nos contó otra persona allegada a las conversaciones. En general, sabemos lo que costó volver a aumentar el número de juegos, así que se defenderá la estructura hasta el último momento. La fecha límite para cambiar la estructura es el 15 de junio; si no comienza la temporada para ese momento, la estructura cambiaría automáticamente (siempre y cuando se realice la serie).

Otras de los asuntos que debe responder la comisión de béisbol es sobre cómo reajustar otro proceso de preparación con los equipos.  Si se pretende que los jugadores regresen a entrenar tienen que poner en marcha otro plan de entrenamiento. Por esto el jefe técnico de la Comisión, Ricardo Eizmendiz tiene una planificación echa para ponerla en marcha.

“Hay un mínimo de cuatro semanas para que los peloteros restablezcan su forma” argumentó. “Los peloteros bajo las condiciones que tengan, deben trabajar en los interiores de sus hogares para que no pierdan del todo la forma deportiva; ellos fueron encomendados a los preparadores físicos de sus provincias” dijo el jefe técnico.

Las próximas semanas serán definitorias para el deporte nacional, especialmente para nuestro pasatiempo. Respecto a lo que acontezca en ellas se deliberarán los próximos pasos que tomará el INDER y la comisión de béisbol. Solo nos queda la esperanza, en la cima de una montaña de ilusiones y expectativas, esas que se crearon antes de la SNB 60 y fueron minimizadas con la llegada del virus.

El mánager de los Cocodrilos de Matanzas, Armando Ferrer, nos dijo una frase que detalla el momento en que nos encontramos viviendo. “Estamos en una competencia, pero no de béisbol, sino para defender nuestras vidas”.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine