Tras una prolongada inactividad, Alfredo Despaigne volvió con un jonrón solitario que iguala un récord cubano en Japón, y un sencillo en 2 turnos y con 2 boletos, para comandar el triunfo de 2-0 a los Halcones de SoftBank sobre los Marinos de Lotte en el Estadio ZOZO Marine de Chiba.

Para el granmense, que no jugaba desde el 30 de septiembre por lesión, es el sexto vuelacercas del campeonato y el 160 de por vida en tierras niponas,y de esta forma, entra en la historia al igualar la mayor cantidad de jonrones de por vida para un antillano en el béisbol japonés.

Esta cota pertenece al santiaguero Orestes Destrade, quien hizo carrera en Estados Unidos y Japón, y que recientemente fue escogido por los fanáticos al equipo soñado de los Leones de Seibu, de la NPB, en una encuesta realizada por el portal japonés Full Count.

Destrade desapareció 160 pelotas en un periodo corto pero intenso que vivió en Japón, y que lo grabó en la memoria beisbolera nipona. De 1989 y 1992, fue un azote para los lanzadores contrarios, pues ganó 3 títulos de jonrones y 2 de empujadas en la Liga del Pacífico.

Por si fuera poco, sus logros personales ayudaron a que Seibu ganara 3 Series de Japón y 3 títulos de la Liga del Pacífico, al tiempo que él se llevaba el nombramiento de jugador más valioso de la serie de Japón de 1990.

En el caso de Alfredo Despaigne, empezó este torneo con 154 jonrones en su cuenta y hasta el momento lleva seis, lo cual lo coloca a solo uno de destronar a Destrade como el rey cubano de los vuelacercas en tierras niponas, hecho que no debe tardar en ocurrir y que añade brillo a la carrera del granmense, como muestra de su poder.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine