La sinceridad se conjuga con la gran calidad de Odrisamer Despaigne, quien con cada lanzamiento que realiza representa el honor de sentirse cubano dondequiera que se encuentre, pues además se caracteriza por decir, abiertamente, lo que piensa sobre el béisbol, pero también de la realidad de la Isla. 

Este lanzador ha dejado su huella en todas las ligas por donde ha pasado, sea en su país, en MLB -en donde jugó con los Miami Marlins, Chicago White Sox y otros-, o en la actual aventura con el KT Wiz en la KBO.

El indomable serpentinero ha forjado una carrera amplia y no está dispuesto a colgar el guante y los spikes, pues piensa “jugar béisbol por varios años” antes de retirase. Un día, cuando muchas cosas cambien, le gustaría volver a vestir el uniforme del equipo de su vida, los Industriales o incluso, ser director.

En un diálogo cercano con Play Off Magazine, Odrisamer contó sobre sus inicios, sus ídolos, los problemas del béisbol cubano, su paso por MLB y otras ligas, y también de sus añoranzas y sueños.

¿Cómo fueron tus inicios?

Casi nací en un terreno de béisbol pues desde que tengo uso de razón mis recuerdos son en el estadio Latinoamericano junto a mi papá y los Industriales. Comencé a jugar pelota oficial en la categoría 11-12 años en la Habana Vieja. Luego de dos años entré en la EIDE en donde inicié una bonita carrera en torneos escolares y juveniles, que incluye varios campeonatos nacionales, un bronce mundial y un oro panamericano. Esos años tuve muy buenos entrenadores que me ayudaron no solo en el béisbol sino también en mi formación como hombre, entre ellos Luis Suárez, Caleb Campos, Taylor Chapman, y otros.

¿Qué peloteros te marcaron?

Primero mi papá Francisco y mi tío Juan Rafael Despaigne, luego Orlando “El Duque” Hernández, Lázaro de la Torre, Euclides Rojas y Lázaro Valle eran mis principales ídolos, pues yo siempre quise ser lanzador, pero compartir con estrellas como Javier Méndez, Lázaro Vargas y Germán Mesa fue algo extraordinario en mi infancia.

Odrisamer Despaigne

¿Qué representó para ti jugar en el Latinoamericano?

Jugar con Industriales y en el Latino era mi sueño desde pequeño, así que cuando lo logré estaba muy feliz: los Industriales y el Latinoamericano estarán siempre en mi corazón.

Dos campeonatos y grandes temporadas con Industriales. ¿Cuánto aportó esto a tu carrera?

Mucho, pues fueron ocho temporadas en el mejor equipo de Cuba y la afición más exigente del país. Aguantar la presión de jugar con sesenta mil personas en el Latino te prepara para competir en cualquier liga o situación que se te pueda presentar después.

¿Estuvo de acuerdo con la desaparición del equipo Metropolitanos?

Por supuesto que no estuve de acuerdo con la desaparición de Metropolitanos, lo manifesté en la reunión que sostuvimos los atletas con la CNB (Comisión Nacional de Béisbol). La capital tiene de 15 a 20 peloteros jugando para otras provincias y de seguro no salieran de ella si los Metros no hubiesen desaparecido.

¿Por qué el equipo Industriales lleva una década sin ganar un campeonato?

Son varias causas, la principal es la que ha afectado a todos los equipos en la Serie Nacional de Béisbol, pero la capital ha sido sin duda la que más se ha visto diezmada por la emigración de muchos de sus peloteros y más de talentos jóvenes que algunos siquiera llegaron a debutar, pero hoy ya están en MLB o cerca de llegar.

Otra de las causas es que no se mantiene un trabajo. Si un mánager no gana al siguiente año lo comienzan a cuestionar. Eso no es así, el nivel de los equipos en Cuba es muy parejo y se hace difícil ganar un campeonato y más si cambias de director cada uno o dos años. Pero esperemos que esta campaña se rompa la mala racha y podamos ganar la decimotercera corona.

¿Cuándo y por qué tomó la decisión Odrisamer de jugar en el béisbol profesional?

Mi sueño desde niño era jugar con Industriales, pero a medida que uno va creciendo y cumpliendo esos objetivos se va dando cuenta de que hay cosas más allá del equipo de tu provincia. Ya para el 2012 había tomado la decisión, pues me sentía en mi mejor forma deportiva y ya no tenía nada que mostrar en la SNB, pero esperé un año más porque quería asistir a un gran evento con el equipo Cuba, el Clásico Mundial del 2013.

Peor y mejor momento en el béisbol cubano

Mi mejor momento fue en el año 2012 cuando discutimos la final contra Ciego de Ávila, pero también no puedo dejar fuera los dos campeonatos que ganamos en el 2006 y en 2010; peores fueron las dos finales perdidas, pero sobre todo el año 2009 cuando nos quedamos fuera de la postemporada por primera vez; además, el inicio de esa temporada para mí fue muy malo también.

¿Cómo afrontaste el paso por las Menores?

Todo es un proceso, aunque de verdad hay muchos que han pasado más trabajo que yo en ligas menores, pues no es nada fácil y mucha gente no sabe la dificultad que atraviesa un pelotero cuando va subiendo de clase hasta llegar a MLB.

En 2014 firmas con los Padres de San Diego. ¿Qué tan difícil fue conseguir ese pacto?

Fue muy difícil, estuve 10 meses para poder firmar y durante el proceso pasé por cambio de agente, lesiones, frustraciones y muchas cosas que la mayoría de la gente no conoce, pero gracias al apoyo de mi familia y las ganas de lograr mi objetivo seguí entrenando cada día hasta firmar con los Padres y llegar a MLB.

A tus 27 años debutaste con los Padres, ¿qué pasó por su cabeza en ese momento?

Llegó el día y la verdad estaba tan emocionado que recuerdo poco ese momento, estaba muy enfocado en el juego, sabía que era mi día y gracias a Dios las cosas salieron muy bien.

¿Qué te marcó más durante el tiempo que pasaste en MLB?

Cuando juegas a nivel profesional todo es muy diferente, la preparación, los estadios, la rutina diaria te cambia completamente. Nada que ver con lo que uno está acostumbrado, pero me adapté bien.

En la actualidad los cubanos viven momentos de gloria en Grandes Ligas y tú fuiste uno de esos 30 antillanos que igualaron el récord de más peloteros en la Isla. ¿Es la mejor generación que Cuba ha tenido en el Big Show?

La verdad estoy muy contento de que exista una amplia representación cubana en el máximo nivel del béisbol. Creo que la barrera de los 30 la superaremos el año que viene y también tendremos varias superestrellas cubanas en el futuro cercano. La mejor generación está a punto de llegar.

¿A quién de los antillanos en la Gran Carpa disfrutas más ver en un terreno de juego?

Me relaciono con la mayoría. Tuve la oportunidad de jugar con varios cubanos en el mismo equipo: con Yonder Alonso, Yasmany Grandal, José Fernández, Adeiny Hechavarría, José “Pito” Abreu, Yoan Moncada, Luis Robert, Raisel Iglesias y por supuesto José Miguel Fernández, quien está aquí en Corea y con quien comparto mucho al finalizar cada temporada, al igual sucede con Néstor Cortés. En general disfruto verlos a todos, me encanta cómo está jugando el equipo de los White Sox y ver a los cuatro cubanos que hay ahí.

Recomendamos leer sobre Industriales:

Euclides Rojas: aventura y triunfo de un balsero y pelotero cubano

Imágenes de El Duque Hernández en Cuba: así se forjó una leyenda

¿Por qué elegir elegiste la KBO?

La KBO (Liga Coreana de Béisbol Profesional), es una liga muy fuerte que en los últimos años ha ido aumentado su calidad, claro que no es MLB, no hay nada que se acerque a las Grandes Ligas, pero aquí en Asia siempre se ha jugado buen béisbol y con la contratación de mejores extranjeros en los últimos años, las tres ligas de aquí (Japón, Corea y Taiwán) han logrado subir su nivel y llamar la atención tanto de fans como de peloteros de otras latitudes, además de que me ofrecieron un contrato garantizado que no tenía en MLB.

Una nueva cultura, nuevo estilo de juego y un país diferente. ¿Cómo te has ido adaptando?

Pues sí, es otra cultura, pero ya he pasado por esto y la verdad no me ha sido tan difícil, me gusta el país, tengo dos latinos en mi equipo que me han ayudado mucho con mi adaptación tanto Mel Rojas Jr. como William Cuevas. Ambos han sido de mucho apoyo y han hecho todo más fácil para mí.

En la escala del 1-10, ¿dónde colocas el nivel de la pelota de este país?

Si tomamos a MLB como 10, pues la KBO estaría en siete tal vez y Japón en ocho (el 9 queda desierto).

¿Cuál fue tu peor y mejor momento en el béisbol internacional?

Mi peor momento lo viví en el año 2018 cuando fui cambiado a los Angelinos de Anaheim y la verdad nada me salió bien. Llegué a experimentar estados de ansiedad y muchas cosas que nunca me habían pasado, pero gracias a Dios, mi familia y mis amigos cercanos pude salir adelante y no bajé los brazos.

La Federación Cubana de Béisbol anunció hace unos meses que tiene las pretensiones de regresar a algunos peloteros cubanos para jugar con el nacional. ¿Si te dieran la oportunidad darías el sí?

No, la verdad que no es un buen momento para regresar. Si otros quieren olvidar todo lo que nos han maltratado, prohibiéndonos entrar a nuestro país por 8 años, llamándonos traidores, desertores y cuanto insulto pueda existir, pues está bien por ellos, pero yo no puedo, tendrían que cambiar muchas cosas en Cuba para yo ir.

¿Bajo qué condiciones regresaría a la isla para jugar con el Cuba?

No pondría ninguna condición, simplemente no iría, aunque siempre estaré apoyando al equipo Cuba desde fuera, mientras no seamos un país libre no vuelvo.

¿Tiene la esperanza de regresar a la Serie Nacional con Industriales?

Seguro, regresaré en algún momento al equipo de mi vida, no sé si será de mánager o jugador, pero regresaré con los Industriales, aunque será cuando todo en Cuba cambie para el bien de todos los cubanos.

Cuéntanos sobre tu familia. ¿A tu niño le gusta el béisbol?

Soy un privilegiado por esa parte, tengo dos hermosos bebés, un varón de tres años recién cumplidos (le gusta el béisbol, pero yo quiero que sea futbolista) y una niña de casi un añito. Llevo junto a mi esposa casi 15 años y estoy orgulloso de ella y de mis hijos. También vive conmigo mi mamá, mi padrastro y mi hermano. Mi papá vive en Barcelona, pero nos visita cada año junto con mi madrastra y pasamos mucho tiempo en familia, compartimos entre nosotros y los amigos, eso me hace sentir bien.

¿Qué mensajes daría Odrisamer a todos los fanáticos que te siguen desde la isla?

A las personas que me siguen solo me queda agradecerles el apoyo. Aún pienso jugar béisbol por varios años así que sigan con sus buenas vibras que yo cada día saldré a dar lo mejor de mí y representar el nombre de Cuba, la capital, la Habana Vieja y Marianao.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine