Se dice que en la villa de Bunlap, en la República de Vanuatu de la Isla de Pentecostés, muchos jóvenes se tiraban desde impresionantes alturas, amarrados a sus tobillos, a modo de ritual para demostrar hombría y coraje. Alrededor de 1961, David Attenborough y la BBC realizaron un reportaje sobre esta interesante práctica. De esta manera se comenzó a conocer este ritual en el hemisferio occidental.

Este es el origen del Bungeen Jump, deporte tan extremo como expandido en el mundo del deporte de aventura. Sin embargo, existe otro que, al igual que el Bungeen, califica como deporte de riesgo de salto al vacío: el puenting.

Mientras que el origen del Bungeen es bastante claro, el puenting, su hermano, no ha corrido la misma suerte. Se dice que hacia 1970 en Cruiselles, Francia, un escalador alemán llamado Helmut Kiene realizó un salto, utilizando los dos puentes por los que pasa el río Les Usses. Curiosamente, ni los franceses ni los alemanes conocen esta modalidad, la cual está actualmente muy difundida en España. 

En nuestro país, el puenting ha ido desarrollándose como uno de los deportes de riesgo que se practican dentro del turismo de aventura. Es curioso cómo un deporte que apenas dura unos pocos segundos pueda generar tantos adeptos. Según sus practicantes, la clave está en la adrenalina y el sentimiento de libertad que se genera durante la caída.

A propósito de los deportes extremos, Fidel Bonilla Machín, licenciado en Cultura Física y metodólogo nacional de Recreación del INDER, comentó al diario Juventud Rebelde que el puentismo y la escalada enfrentan en Cuba más dificultades que cualquier otro deporte extremo; a saber, el skate, el cross o el surf. Debido a esto, en nuestro país están catalogados como deportes alternativos, pues su práctica requiere elevados costos para obtener los implementos.

Sin embargo, esto no impide que su práctica comience a hacerse extensiva. Muchos son los puentes utilizados con estos fines, como es el caso del puente de Bacunayagua pero, si existe un lugar que genera mayor atracción para la práctica, ese es el de Río Canímar. Este puente es símbolos de la mejor ingeniería de la Isla, con un diseño de atrevidas dimensiones. Está compuesto por tres arcos dobles de hormigón armado y con más de 35 metros de altura.

A través de varios amigos se contactó con personas que practican esta modalidad de deporte de riesgo en Cuba, como el caso de Paul A. Riemer. Con él pudimos acercarnos, aclarar dudas y conocer más sobre este deporte, aún en ciernes en nuestro país.

puenting en Cuba
Foto: Hansel Leyva y Javier Martínez

 ¿Cómo llegas a la práctica del puenting?

Antes de comenzar a practicar puenting como hobby, primero llego a la práctica del alpinismo industrial, a través de un grupo de ingenieros civiles que estaba realizando pruebas en el puente de Bacunayagua. Eso fue en el 2009. Esos fueron mis primeros pasos. Dentro del grupo, había tres operarios quienes llevaban a cabo el trabajo de alpinismo industrial o profesional, como también se le dice.

Con ellos también incursioné en el alpinismo deportivo, más recreativo y fue precisamente con ellos que practiqué por primera vez el puenting.

 ¿Cuáles son los implementos utilizados en la práctica del puenting? ¿Son propios o provienen de otra práctica?

Pudiéramos decir que el puenting es una especie de práctica parásito, no hay elementos propios. Los implementos usados en ella provienen de la escalada o alpinismo deportivo, en su gran mayoría. Uno de los elementos más importantes es la cuerda, de gran coeficiente de elongación, o sea que absorbe gran energía y esta proviene de la escalada completamente. No es como el Bungee Jump, que su cuerda elástica está hecha solamente para esta práctica.

También se usan los ochos, que son una especie de descendedores usados para hacer rapeles sencillos como en la escalada o en la espeleología. Podríamos seguir mencionando cosas como por ejemplo las cintas de anclaje, los mosquetones los cuales se usan en las dos variantes de la escalada.

puenting en Cuba
Foto: Hansel Leyva y Javier Martínez

¿De qué forma obtienen los artículos para practicar este deporte?

En mi caso personal, los implementos me han llegado por vías diferentes. Importé un ocho con protección contra alondras –nudo que puede salir si las cuerdas no están bien ajustadas- desde Estados Unidos. Sin embargo, las cintas y las cuerdas se pueden comprar aquí desde que el turismo de naturaleza ha aumentado y extranjeros vienen a hacer alpinismo deportivo en Jaruco o Viñales. Estas personas, una vez terminada la actividad o su estancia, dejan las cuerdas, los mosquetones etc. Y por supuesto, muchas cosas son heredadas de los amigos.

¿Para hacer puenting se necesita algún permiso o alguna licencia?

Para practicar puenting no se necesita ningún permiso legal. No existe ninguna ley que te prohíba realizar una escalada o un salto en algún sitio. Lo que sí puede ocurrir es que, en el caso del puenting, obstruyas la circulación y el personal de viales nos diga que no podemos hacerlo. Pero fuera de esto, no pueden multarnos o llevarnos a la cárcel.

Sin embargo, para hacer alpinismo profesional o industrial, sí hace falta contar con las certificaciones, cursos y permisos requeridos. Hasta hace menos de un año, en Cuba, solo se impartían cursos en la sociedad de espeleología. Pero ahora se está llevando a cabo un curso de trabajo en altura con técnica de cuerdas para trabajo.

¿Conoces otros grupos que practique puenting?

Por supuesto, conozco otros grupos. Realmente se mantiene un vínculo bastante estrecho. Se comparten conocimientos, experiencias e incluso, he ido a hacer puenting con ellos. Un elemento importante a destacar es que las personas que conozco son todas de La Habana, así que no puedo asegurarte o negarte que existan otros grupos en provincia.

Me gustaría saber cómo es el protocolo de seguridad en el puenting ¿Cómo saben que los instrumentos empleados están óptimos en un cien por ciento?

En el alpinismo siempre que tengas la técnica y el instructivo –cursos donde te enseñan a trabajar con técnicas de cuerda- adecuado, no hay fallo… es una práctica casi 100 por ciento segura. Generalmente, los errores son de los operarios, pues la técnica no falla, siempre y cuando se use la que está respaldada y homologada por las normas. Un elemento sumamente importante es saber si las marcas y fabricantes de los implementos con los que trabajamos cumplen con todos los protocolos de fabricación. De esto pudiéramos estar hablando bastante.

Por ejemplo, en el puenting la “regla de oro” es que quien hace los anclajes es quien prueba el salto. O sea, quien instala el ocho, hace los nudos de la cinta etc. es el primero en saltar. Con esto nos aseguramos de que quien realizó los anclajes lo hizo a conciencia, sin distracciones y esté plenamente seguro de lo que hizo.

Con respecto a lo óptimo de los implementos te comento que las cuerdas son capaces de soportar una fuerza de 2.4 kilonewton, lo que en peso muerto serían 2.3 toneladas. Una persona promedio pesa 80 kilos, por lo que esta cuerda estaría solamente trabajando con un ínfimo esfuerzo, alrededor de 80 veces menos de lo que puede soportar. Además, todo se usa doble, por si existiera algún fallo o imprevisto. Pero te digo con certeza que en este tipo de actividad los accidentes no tienen mucha suerte.

puenting en Cuba
Foto: Hansel Leyva y Javier Martínez

Poco importa si los orígenes de esta práctica se encuentran en una pequeña isla del Pacífico, entre dos puentes franceses o asociado a rituales de iniciación. La realidad es que, en el mundo occidental, cada día el puenting gana más adeptos.

Mientras en otros países existe toda una infraestructura para que, desde niños, se practique este deporte, en Cuba se vislumbra poca promoción. Son disímiles las vías de inmersión en este deporte, muchas veces de boca en boca. Algunos lo practican como hobby, otros como deporte y estilo de vida. Sin embargo, las técnicas en él empleadas, sirven de sustento económico a muchas familias cubanas.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine