En Cuba, el Flag Football (Fútbol de Banderas, o tochito), nace por el año 2001.  Es una modalidad de fútbol americano, jugado sin placajes, y el pionero de los equipos insulares es Tainos, un conjunto compuesto en sus inicios por estudiantes de la enseñanza media de la capital del país. Dos décadas después, siete equipos lidian por una Copa amateur.

El área principal y quizás única de operaciones de los amantes del Flag Football está en el Juan Abrantes, el conocido estadio universitario de La Habana. También entrenan en otros terrenos como el del politécnico Osvaldo Herrera u otros afines. Pero para verlos jugar, solo hay un lugar: el Abrantes, los domingos en la mañana.