La apertura de las tiendas en moneda libremente convertible en Cuba provocó reacciones de molestias en numerosas personas, pero en el gran boxeador profesional cubano Yordenis Ugás ha despertado “tristeza” por aquellos que no tienen familiares en el extranjero que les puedan enviar el dinero necesario para comprar en estas.

“Pienso en las tiendas esas que han puesto en Cuba y mi tristeza, no puedo explicarla, me supera completo”, afirma Ugás, un famoso pugilista cubano -actualmente en la carrera por un título mundial que pudiera obtener en los próximos meses-, quien emigró de la Isla hace muchos años, pero que se mantiene al tanto de la tensa situación que vive su país natal.

El cubano critica como el estado abrió tiendas para vender importantes productos en dólares y otras monedas libremente convertibles en un país donde sus ciudadanos no cobran en esas monedas, mientras que dejó otras tiendas que ofertan productos básicos en CUC, con ofertas más limitadas.

A Ugás, la actual situación le trae paralelismos con los duros años del llamado Período Especial en Cuba, en la década de los 90 del siglo pasado, cuando se acentuaron profundas diferencias entre los cubanos -entre aquellos que tenían acceso a dólares y aquellos que debían subsistir con lo justo y la moneda nacional-, tras la aparición de las tiendas que en la Isla se conocieron, y se conocen, como las “shopping”.

“En los años 90 yo tenía 6,7,8 años y la verdad en mi casa nunca pasamos hambre, siempre mi mamá y mis abuelos inventaban algo, me recuerdo un chorrote rico que hacían en la noche que siempre yo pedía la olla pa’ rasparla”, recuerda nostálgico Yordenis aquella época de gran escasez y crisis económica de la isla, “pero yo recuerdo que las shopping las veía de pasada, vine a tomar leche condensada y galletitas y maltas cuando tenía con 14 años en 2001 que me fui para La Habana por el deporte”.

“Pasaron casi 30 años y la situación de mi país es la misma y lo más dramático es que la gobierna la misma gente. Ahora con la diferencia de que fui bendecido en la vida y mi familia que me tiene a mí que no me canso de trabajar por ellos, posiblemente pueda ir a esas tiendas. ¿Y los que no tienen a nadie qué hacen?”, se pregunta el boxeador antillano, con una extensa carrera profesional.

Pese a que el gobierno argumenta que la actual medida beneficia a todos los cubanos y parte de sus ciudadanos coinciden, la opinión no es compartida por otros tantos cubanos que no tienen acceso a los dólares dentro del país, y que ven las tiendas en moneda libremente convertible surtidas de importantes productos a los cuales no tendrán acceso.   

“Hablando con una persona que amo, sacamos unas cuentas y se las voy a compartir. Un 15% están fuera del país. De ese 15%, un 5% por millones de razones no manda nada. Entonces solo queda un 10% y entonces viene la pregunta que me imagino que todo se hacen. Cómo es posible que un estado pueda ser tan desconsiderado con su gente y saque artículos de primera necesidad para un 10% de su población. ¿Y el otro 90% que diablos hace?”, inquiere Ugás.

“Mi repuesta es que parece que se tiene que seguir sacrificando por la revolución. Ok. Bueno. No puedo seguir hablando porque entonces, salen los cobardes y egoístas que su familia estás bien a decirme que estoy lleno de odio, rencor y envidia por mi país”, termina Yordenis.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine