Foto: Jesús Alfonso/Soy502

Entre los más talentosos futbolistas cubanos de la actualidad está el santaclareño Yosel Piedra, quien ha logrado hacer carrera en el profesionalismo, como defensa del Club Social y Deportivo Carchá , en Guatemala.

De jugar en Cuba, en las duras condiciones que enfrentan los jugadores de la isla en el campeonato nacional, Yosel ha conocido un mundo completamente distinto en otro país, y en el deporte profesional, a donde llegó contratado por intermedio de la Asociación de Fútbol de Cuba.

A sus 26 años, como jugador profesional, Piedra siente que se ha quitado “un peso de encima”, porque ahora puede ayudar a sus amigos del barrio y a sus familiares adelante, por la tranquilidad que le brinda una mucho mayor remuneración económica.

El santaclareño conversó con Play Off Magazine sobre las dificultades del fútbol cubano, las diferencias con el profesionalismo, y el futuro que parece sonreírle en el balompié de Guatemala y en su vida personal.

Yosel Piedra
Foto: @Depor_Carcha

¿Cómo te iniciaste en el fútbol? 

Apenas tenía 11 años cuando un entrenador de Santa Clara llamado Maikel Guerra me buscaba todos los días para entrenar. Tuve algunos inconvenientes con mis padres porque decían que el fútbol en Cuba no daba resultado, pero yo no lo veía así, porque siempre tuve una tremenda afición por el balompié.

Me escapaba de la escuela para practicar hasta que un día mi papá se enteró. Entonces, aquel entrenador le explica a mi viejo de mi talento y él accede. Después, atravieso por todas las categorías e ingreso a la EIDE.

Con 14 años integro la preselección de Villa Clara y comienzo con más fuerzas a avanzar en el deporte. Después me captan para la selección sub-17 de Cuba, después a la sub-20 con resultados en la clasificación al mundial de Turquía en 2013. Más tarde, fui al campeonato centroamericano de Veracruz 2014, muy importante donde fuimos eliminados en penales contra México, inolvidable para mí.

Después, me llaman para la selección de mayores y me dan la oportunidad de participar en el once de mayores. Eso hace que se vayan fijando en mí y por eso fui contratado en Guatemala. Todo fue muy bien para adaptarme a pesar de las críticas por el hecho de ser cubanos.

¿Qué diferencia hay entre la selección cubana y el club en el que te desempeñas en Guatemala?

No le veo mucha diferencia. Creo que cada jugador tiene que amar su selección. Lo único es que acá te pagan por lo que haces y en Cuba solo es el amor a la camiseta y tu bandera.

En cualquier lugar del mundo el fútbol es un negocio y te tienen que pagar por lo que haces. No me motiva tanto el dinero porque desde donde vengo he jugado sin dinero, sin zapatos, sin balones y casi sin uniforme. Ahora que estoy acá lo hago con mucho amor.

Sí creo que en nuestro país hay que cambiar muchas cosas. Lo primero es el mantenimiento de las canchas, no tienen las condiciones para jugar el fútbol moderno, la preparación no es igual. No hay el mismo cuidado al jugador, ni implementos, ni uniformes. En cambio, en Guatemala te lo dan todo.

En cuanto a los entrenadores cubanos todos son estudiosos, incluso han recibido cursos en otros países. Hay una buena mentalidad en los técnicos. Es vital que se les den más oportunidades a los futbolistas a ser contratados en otras ligas para que crezcan futbolísticamente.

He visto la diferencia desde que salimos de Cuba al extranjero y elevamos por mucho el nivel. Si la selección nacional cubana saliera casi completa por contratos a ligas foráneas, fuera la vitrina de nuestro equipo.

 ¿Qué te parecen los pagos como profesional?

Es muy importante porque uno se quita un poco de problemas de la cabeza, es diferente. Teniendo un buen salario uno obvia las preocupaciones de su familia y las necesidades. Son pesos que uno se quita de encima.

A mí me era muy difícil al principio cuando comencé en la liga cubana. Todas las familias tienen sus problemas. No te puedes concentrar al 100 por ciento. Últimamente todo ha dado un cambio en mi vida. Ya he podido sacar adelante a mi familia. A mis amigos los ayudo económicamente, llego al barrio y ahora me miran como alguien por encima.

Gracias a Dios conocí a una mujer en Guatemala y me ayuda a cómo pensar en futuro. Ahora, fuera del deporte lo que hago es estar viajando y conociendo lugares turísticos e históricos. Todo muy sanamente porque cuando eres profesional estás seguido por las redes sociales y tienes que cuidarte. También lo que hago es jugar FIFA o videos juegos.   

¿Cuáles han sido los momentos más difíciles en tu carrera, las decepciones?

He tenido dos decepciones, una en Cuba y otra acá. Cuando estaba en la EIDE me dejaron fuera en una ocasión injustamente cuando yo podía representar a la provincia y no me llevaron, pero todo fue cuestión de tiempo. Al otro año me tuvo que tragar el entrenador que me dejó.

Acá en Guatemala, cuando uno llega le choca a los nacionales y tuve unas incongruencias porque no querían mi presencia. Llegar un cubano y verse por encima de los de este país, no es usual. Tuve peleas fuertes, tuve que lidiar con eso, pero todo pasó.

¿A tus 26 años eres feliz en Guatemala?

Estoy muy bien, sin mentirte estoy pasando por los momentos más felices de mi vida, cuidado por mi novia y mi otra familia acá y haciendo lo que me gusta, jugar profesional. Lo mejor que he sacado de estos momentos de pandemia es que mi familia está bien y de que en Cuba se haya acatado en gran medida lo orientado.

Aquí se suspendió la liga en Guatemala y no se sabe cuándo empezar. Yo desde el 5 de junio terminé el contrato con el club CD CARCHÁ. Junto con mi representante ya tengo propuestas de otros cubes. No he llegado a firmar, pero tengo continuidad para seguir por acá en ligas mayores y con el consentimiento de la federación cubana.

No le puedo pedir más a la vida por todo el amor que me han brindado. Con respecto al futuro, creo que va a ser hermoso y es lo que le agradezco a Dios que ha sido muy generoso y bueno conmigo porque me ha dado más de los que he podido desear.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine