Este sábado, aunque los Chicago White Sox fueron derrotados, José Dariel Abreu puso otra pincelada de gloria a la extensa historia de los jugadores cubanos en las Grandes Ligas de Beisbol, al unirse al exclusivo club de jugadores que han conseguido conectar al menos 25 jonrones e impulsar al menos 100 carreras en cada una de sus primeras cuatro temporadas en Las Mayores. Es el primer cubano que lo consigue.

José Dariel empujó las dos anotaciones de los Chicago White Sox esa noche, pero su equipo cayó derrotado por los Reales de Kansas City con pizarra de 2-8. Sin embargo, otra derrota para unos White Sox que andan casi en el sótano de su división en la Liga Americana, no es noticia.

Lo que sí fue noticia fue la marca de “Pito”, quien se une a los extraclase Joe DiMaggio y Albert Pujols como únicos que han conseguido tales guarismos consecutivos en sus primeros años como jugadores de la Gran Carpa. DiMaggio lo consiguió en las temporadas desde 1936 a 1941, y Pujols marcó época al conseguirlo desde 2001 hasta 2010.

Otro dato curioso es que Abreu es el quinto hombre que comienza su carrera impulsando al menos 100 durante cuatro campañas. Los otros cuatro nombres están entre las grandes estrellas de todos los tiempos de la MLB: Pujols, DiMaggio, Al Simmons y Ted Williams.

Aunque los White Sox han tenido un año de olvido, Abreu se ha convertido en un referente ofensivo dentro de la alineación. Sus números lo sitúan como uno de los bateadores más consistentes dentro de la MLB en los últimos tiempos. Desde su debut con la franquicia en 2014, Abreu ha impulsado 107, 101, 100 y 100 carreras, pegado 36, 30, 25 y 31 jonrones, y conectado 35, 34, 32 y 41 dobletes, respectivamente.

Tras conseguir la marca, Abreu declaró: “Personalmente se siente bien alcanzar esta meta, este logro. Es algo muy especial para mí y para mi familia. Lo estábamos buscando y lo logré. Quiero darle las gracias a la organización de los White Sox, al manager Rick Rentería, a mis compañeros, y a todas las personas que me han estado apoyando a lo largo de mi carrera y especialmente este año”.

Sin embargo, subrayó que la no estaba feliz aquella noche, pues el equipo había perdido. Ha de ser muy duro para un bateador como Abreu verse ahora mismo en un elenco que apenas consigue 63 victorias en 155 salidas. Aún así, Abreu ratificó su compromiso sólido y a futuro con la organización de los White Sox.