El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol decidió este jueves aplazar el clásico de fútbol entre el F.C. Barcelona y el Real Madrid que iba a disputarse el 26 de octubre en el estadio Camp Nou de Barcelona.

La causa es la ola de protestas que tiene lugar en Cataluña, que este viernes llegan a su quinto día, despúes de que el gobierno de Madrid decidiera condenar a penas de prisión de entre 9 y 13 años a varios políticos independentistas catalanes, según informó Europa Press.

Según distintos medios de prensa, luego del arresto de los funcionarios catalanes el Barcelona emitió un comunicado donde señaló que «la prisión no es la solución», e instó a ambas partes a buscar una salida negociada a la crisis, cosa que aún no ha sucedido.

En cuando al juego, la Real Federación comunicó a los dos clubes que tienen hasta el próximo lunes para acordar una nueva fecha para el encuentro.

Asimismo, el Comité de Competición rechazó la propuesta de La Liga de que se dispute el primer partido entre ambos equipos en el Santiago Bernabéu, estadio del equipo capitalino, y el segundo en la Ciudad Condal, alternativa con la cual tampoco estaban de acuerdo ambos clubes.

Todo apunta a que las fechas más factibles serían el 4, el 7 o el 18 de diciembre, aunque esto podría implicar el aplazamiento de otros partidos. Si no se llega a un consenso entre ambas partes, será el Comité de Competición el que decida la fecha del esperado encuentro.

Sea cual fuere la decisión final, cuando se oficialice esa fecha, se abrirá un nuevo escenario para ambos equipos, que verán cómo sus calendarios se modifican y aprietan para poder hacerle hueco al Clásico y provocará un convulso final de año e inicio de 2020 para ambas instituciones.

La Champions, La Liga y la Supercopa de España con su nuevo formato de final four son las competencias que se estarán corriendo en ese momento, donde habrá que abrir un hueco para el Barcelona-Madrid.

Para los merengues la situación se antoja complicada, pues visitan al Brujas el 11 de diciembre y es posible que todavía no tengan cerrado el pase a octavos de Champions.

Después irán contra el Valencia en Mestalla por Liga el 15 de diciembre. Ahí entraría el Clásico y luego, en la última jornada del año, reciben al Athletic Club. Inauguran el 2020 de visita contra Getafe y luego van a jugar la Supercopa, posiblemente a Arabia Saudí.

En tanto los culés empiezan visitando al Inter de Milán el 10 de diciembre, después juegan en Anoeta el 15 contra la Real Sociedad y tres días después vendría el Clásico. El último partido del año tendría lugar en el Camp Nou, contra el Alavés.

El primer duelo del 2020 sería el 5 de enero, con el derbi catalán versus Espanyol y ya luego vendría la Supercopa, en la que juegan contra Real Madrid, Valencia y Atlético.