por Jeese Sánchez / MLB.com

PEORIA, Arizona – El lanzador cubano de los Marineros, Ariel Miranda, confía en que las pequeñas cosas en las que ha venido trabajando esta primavera harán una gran diferencia en 2018.

El zurdo, quien se encuentra compitiendo por el quinto puesto en la rotación de abridores, ha reintegrado el slider a su repertorio y ha estado trabajando para afinar el agarre del mismo. Miranda recibirá la oportunidad de exhibir su material cuando suba a la loma el jueves en contra de los Atléticos.

“Comencé a trabajar en mi slider el año pasado y me fue bastante bien”, dijo Miranda. “Quiero decir, siempre lo tuve, pero casi no lo utilizaba porque en Cuba, este tipo de lanzamiento casi no se tira o se necesita. Sólo utilizaba mi recta y mi cambio. Aquí en las Grandes Ligas no puedes vivir con eso”.

De acuerdo con Statcast™, Miranda lanzó 1,969 rectas y cedió 102 imparables en esos pitcheos el año pasado. También tiró 692 lanzamientos en curva y permitió 38 hits. Hasta ahora, el cubano ha utilizado todos sus pitcheos con resultados mixtos. Miranda ha cedido cuatro carreras limpias y 10 indiscutibles en ocho innings en la acción de la Liga del Cactus. Ha otorgado cinco bases por bolas y ponchado a ocho bateadores en tres presentaciones esta primavera.

“Ha modificado el agarre en sus pitcheos en curva en su última salida o dos, y creo que han lucido más efectivos que la última vez”, indicó el capataz de los Marineros, Scott Servais. “En el pasado, solamente utilizaba la recta, cambio o la recta de dedos separados, entonces haber añadido un pitcheo en curva real le ayudara bastante. Digo todo eso, y no quiero que se consuma y pierda de vista las cosas que él hace”.

Ariel Miranda, en una de sus apariciones con los Marineros de Seattle.

Miranda, quien el año pasado tuvo marca de 8-7, efectividad de 5.12, WHIP (bases por bolas más hits entre entradas lanzadas) de 1.27 y 137 ponches en 160 entradas, encabezó a los Marineros en innings lanzados y ocupó el segundo lugar en el club tanto en ponches como en victorias.

El oriundo de La Habana, Cuba, tiene una oportunidad de ganarse un puesto en la rotación debido a que el nicaragüense Erasmo Ramírez se encuentra fuera por lesión y hasta ahora se desconoce si el derecho estará listo para el Día Inaugural. Dicho lo anterior, los Marineros podrían no necesitar a un quinto abridor sino hasta mediados de abril debido a su calendario.

“Una cosa que Ariel hace muy bien es competir”, elogió Servais. “Según como nos vaya, cuando necesitemos a un quinto abridor, o quizás ni siquiera necesitemos uno, o si nuestros demás brazos estarán sanos – ciertamente está compitiendo por ese puesto en nuestro equipo”.

Miranda ya ha hecho ajustes en el pasado, por lo que adoptar un nuevo agarre no debería ser problema. El zurdo fue firmado por los Orioles desde su natal Cuba en 2015 y enviado a Seattle el 31 de julio del 2016 a cambio de Wade Miley.

“Las cosas han estado saliendo bien”, destacó Miranda. “Estoy recibiendo otra oportunidad de hacer el equipo y quiero aprovecharla. Estoy tratando de ganarme un puesto”.

El zurdo de 29 años de edad bromeó al decir que su mayor ajuste esta primavera no tiene nada qué ver con el béisbol.

“Hace calor, y luego al siguiente día hace mucho frío”, externó. “Me agrada el calorcito, pero no me gusta el frio”.