Por: Redacción Play-Off

La crisis del béisbol cubano se extiende a cuanto torneo internacional intervenga un combinado de la mayor de las Antillas. El más reciente fracaso de un conjunto de las cuatro letras se situó ahora en el  torneo Interpuertos de Rotterdam, en donde la selección nacional cayó eliminada nada más y nada menos ante el plantel de Curazao.

Dos carreras en la novena entrada —una remolcada por un triple y la otra anotada con robo de home— le dieron a Curazao la victoria sobre Cuba, 5-3.

Ese resultado eliminó de la justa a los dirigidos por Vladimir Hernández, mientras los ganadores jugarán este sábado ante Japón por su pase a la final, para la cual ya está asegurado Taipei de China.

Empatado a tres llegó el desafío a la novena entrada, con Geonel Gutiérrez de abridor, reemplazado por Yoandri Ruiz en el segundo capítulo, y este a su vez por Adrián Sosa en el séptimo. Curazao anotó sus dos decisivas por infield jit de Dennis Justina, triple del primer bate Shurendell Mujica al jardín derecho y, después de un out, base intencional y un doble robo que le abrió las puertas del plato a Mujica.

Cuba amenazó en el noveno al llenar las bases con un out, por boletos a Yusniel Ibáñez y Osvaldo Vázquez y cañonazo de Edilse Silva al bosque izquierdo. Pero el cerrador Claysandi Hariquez ponchó a Yoelkis Guibert y dominó a Frank Camilo en un elevado al central. Cuba bateó nueve jits y cometió un error por diez imparables y cero pifia de Curazao.

La XV edición del Torneo Interpuestos tendrá un nuevo campeón pues la selección cubana había ganado en las justas del 2013 y 2015. (Con información del Diario Granma)