El Torneo de Ajedrez Capablanca in memoriam 2018 vivió el miércoles una primera ronda como para bostezar y alejar a los fanáticos. Tres tablas casi sin pelea asustaron a los aficionados que se acercaron a las tres mesas del Grupo Elite.

Pero este jueves comenzó la verdadera guerra y hubo malas noticias para los cubanos.

La principal figura del patio, el GM Lázaro Bruzón (2664 puntos Elo) cayó ante el preclasificado número uno, el GM estadounidense Samuel Shankland (2701), tras 53 movimientos de una Defensa Francesa, en la variante Abierta de la Tarrasch.

Bruzón no pudo hacer valer la ventaja de salida y ahora se ubica en el sexto puesto (último) del grupo Elite.

Al menos, el GM Yusnel Bacallao (2594) —el otro cubano que participa en el grupo principal del Capablanca— aguantó con piezas negras ante el GM español David Anton (2646) tras 49 movimientos de un Gambito de Dama Declinado. La partida terminó en paridad por repetición de movimientos.

En la tercera partida, el GM ruso Aleksey Dreev (2653) peleó a muerte ante su coterráneo GM Aleksandr Rakhmanov (2635) y se llevó la victoria luego de 45 movimientos de un Gambito de Dama Aceptado, variante clásica.

Tras las dos primeras rondas, Shankland y Dreev comandan con 1,5 puntos. Les siguen Anton y Bacallao con una unidad. En el fondo aparecen los perdedores de la segunda fecha: Bruzón y Rakhmanov, con medio punto de 2 posibles.

Este viernes, en la tercera ronda chocarán los dos cubanos, Bacallao-Bruzón; Rakhmanov-Anton; y Shankland-Dreev.