El holguinero Aroldis Chapman (de 30 años y 9 temporadas en la Gran Carpa) sigue siendo el lanzador más veloz de de las Grandes Ligas, a pesar de no encabezar el listado de lanzamientos más veloces en la recién estrenada temporada 2018.

En el arranque Jordan Hicks (de 21 años) ha lanzado fuego trabajando para los Cardenales de San Luis. El nacido en Houston posee hasta la fecha (viernes, 6 de abril) los ocho picheos más rápidos del año.

Su velocidad máxima ha sido de 101.6 millas por hora (mph), un envío que enfrentó el jardinero de los Mets, Jay Bruce, el 29 de marzo pasado.

Jordan Hicks (de 21 años) ha lanzado fuego trabajando para los Cardenales de San Luis

El despegue de Hicks ha hecho saltar algunas alarmas que anuncian el fin del reinado de El Misil Chapman, pero queda mucha temporada por delante. Es fácil deslumbrarse con lo nuevo, pero habrá que ver qué brazo es más fuerte.

Hasta ahora, el envío más veloz de Chapman se ubica en el puesto 9 de la lista de los más rápidos (100.8 mph; es decir, 0,8 mph más lento que el envío más rápido de Hicks). Todo podría cambiar de la noche a la mañana.

De hecho, en solo tres entradas de actuación, Chapman encabeza el listado en cuanto a velocidad promedio, con 99 mph. Hicks va segundo (98,8 mph) y Arodys Vizcaíno marcha tercero (97,8 mph).

En cualquiero momento, Chapman podría subir a lo más alto de la velocidad del año e, incluso, podría marcar velocidades inalcanzables para el resto.

Chapman encabeza el listado en cuanto a velocidad promedio, con 99 mph

La historia, como es lógico, está a favor del holguinero. En 2017 Chapman dominó la lista sin un competidor de fuerza. Tuvo entonces los 23 envíos con más vitamina para el plato. El más rápido de todos alcanzó las 105,1 mph.

En esa lista de los más veloces durante la temporada pasada solo penetraron Felipe Rivero (envío no.24 entre los más veloces, con 102,5 mph) y Joe Kelly (no.35, 102,2 mph).

Según el reportero Francys Romero, de Cibercuba, Chapman —actual recordista de la velocidad en Grandes Ligas— no perderá la corona.

El periodista destaca la salud del brazo del holguinero, su potencia, los resultados históricos y la distribución de lanzamientos de Chapman que, desde 2016, lanza menos rectas, lo que puede preservar su brazo y ayudarlo a explotar en la segunda mitad de la temporada.

¿Seguirá siendo el cubano Chapman el lanzador más veloz de las Grandes Ligas? ¿Quién tomará el trono por asalto? Queda mucho por andar todavía, la temporada es joven, pero El Misil cubano tiene casi todos los tickets asidos a su brazo de lanzar.