Muchos aficionados, amigos y familiares se han interesado por lo acontecido en la cuadrangular celebrada en el estadio Pedro Marrero y en especial, la actuación de la Selección Nacional B.

Antes de analizar la actuación de los jugadores, es necesario realizar un análisis del torneo. Esta competición sirvió como fogueo para la selección nacional sub-20 de cara a sus partidos internacionales, pues no se pudo conseguir partidos amistosos para dicho conjunto.

Conversar con Darién Díaz, Jefe de Selecciones Nacionales, fue una gran oportunidad para entender la forma en que los directivos del fútbol cubano ven este torneo. Precisamente, en este experimentado entrenador, depositan las esperanzas de mejora muchos conocedores del deporte.

Varios directivos han asegurado, para diversos medios, que los jugadores que destacaron en este evento, de mantener su nivel, serían convocados a la selección mayor si los necesita el equipo. El tiempo será testigo y dirá si en realidad se concretarán esas intenciones. Lo que sí no se puede borrar es que este torneo sirvió de confirmación para muchos, de ascenso para otros y de revelación para varios jugadores jóvenes que venían con buen desempeño en el torneo nacional.

¿Quiénes destacaron?

Acertada resultó la decisión de concederle al zulueteño Rolando Rodríguez el mando de la selección nacional B. El “Volguita”, como se le conoce en el fútbol, fue capitán de la selección nacional en los años 90 en pleno Período Especial, por lo que tiene gran experiencia como jugador. Sumado a ello, es un entrenador ganador en los Campeonatos Nacionales que es lo que cuenta para la mayoría, las victorias. En el equipo les dio la oportunidad a todos de mostrar su talento, hizo cambios y ajustes tácticos en el momento preciso, por lo que se puede decir que hizo un buen trabajo con él conjunto.

En cuanto a la actuación de los porteros no hubo sorpresas, se desempeñaron como guardametas el tunero Javier Ramos Puebla y el santiaguero Alfredo López. Ambos, cumplieron sin dificultades y no tuvieron errores graves que dañaran su rendimiento.

La defensa fue un factor sobresaliente en este conjunto, en el cual destacaron los marcadores centrales Pedro Bravo Soto y Darío Ramos, ambos de Artemisa. El primero, con salida, incorporación al mediocampo y pases precisos a la segunda línea. Se debe añadir que, en ocasiones, ocupó la posición de mediocampista, en la cual también lució bien.

En el caso de Darío “La Muralla” fue imposible ganarle un balón, en el juego aéreo no perdió una, y su fortaleza física lo hizo un defensa muy difícil para los rivales. Por tanto, tras analizar estos jugadores, se entiende por qué Artemisa no recibe casi goles en la Liga Nacional de fútbol.

Sin dudas, uno de los puntos más alto del equipo fue la actuación de sus laterales. Por la banda izquierda destacó el cienfueguero Jassael Herrera Madrazo, quien se vio con gran rapidez y mucho desborde, en ocasiones un poco incómodo a la hora de defender, pero con su calidad supo reponerse. Es una de las promesas del fútbol cubano en esta posición y amerita un gran seguimiento.

Por la banda derecha se vieron grandes destellos de los jugadores que ocuparon esa posición, dígase Nogerman Rodríguez o Darian Bejerano. El primero de solo 25 años, pero de gran experiencia en las selecciones nacionales, se mostró muy solidó en defensa y con mucha capacidad de asociación con los mediocampistas y delanteros de su carril. En el último partido además de mantener esa férrea defensa, desbordó por su banda como quiso, a su antojo. Torneo redondo para él, que cumplió con creces y de seguro ha puesto a pensar a más de uno sobre su inclusión en la selección de mayores tras esa gran actuación.

Darian Bejerano fue el otro jugador que alternó en esa posición. Joven aún, pero de gran talento, deslumbró por su capacidad de desborde, su velocidad y facilidad para pisar la cancha rival, donde disparó con comodidad en varias ocasiones. Ambos laterales lo hicieron de forma correcta, cumplidores con su trabajo en defensa y con incorporaciones al ataque. Si cualquiera de ellos fuese tomado en cuenta en la próxima convocatoria no es de extrañar, pues su nivel fue altísimo.

Mediocampo y delantera

El medio campo fue otro sector de la cancha que mostró de qué están hechos los jugadores cubanos. Neisser Sandó se mostró participativo, tranquilo y con pases muy acertados. Recuperó balones en el mediocampo y dio salida al equipo en la medida de sus posibilidades. En el caso de York Gonzáles fue de menos a más, tras un primer partido en el que entró de cambio y tuvo minutos sin mucho destaque. En los demás juegos, sí mostró su nivel, se le vio participativo, creativo y jugando muy suelto, llegando a pisar el área rival en varias ocasiones. Fue dueño de un golazo desde fuera del área que puso de pie a los pocos aficionados que había en el estadio, tiene fútbol para cosas grandes ese muchacho y muchas virtudes en la transición de juego.

El otro jugador que destacó fue el habanero Lázaro de Jesús Aballí quien, como de costumbre, fue muy útil en esa zona de la cancha. En el primer y el segundo juegos destacó cortando las jugadas del rival y recuperando balones. Aballí es un jugador muy explosivo que entra en constante contacto con el balón, lo cual, combinado a su rapidez, lo hacen necesario en el conjunto que se desempeñe.

Hablar de Christian Flores es solo quedarse con nostalgia y la sensación de que es injusta su no inclusión en la selección nacional. A la “Joya santiaguera” se le vio con buena conducción de balón, solamente le podían quitar la pelota través de faltas, se mostró físicamente bien y cubriendo el esférico fue todo un maestro. Destacó por su asociación y comunicación en la cancha con jugadores como Roberney Caballero y Ribaldo Roldán, entre otros. Los decisores querían verlo de media punta y allí lo pusieron. Sobre qué más tendrán que ver para darse cuenta de su calidad es una pregunta que, por ahora, sigue sin respuesta.

El vínculo mediocampo y delantera es vital para un equipo y tres jugadores destacaron en el conjunto por su actuación en esas funciones. Ribaldo Roldán, José Pérez y Roberney Caballero. El primero, con una velocidad y regate impresionante, al encarar a los rivales, causó mucho peligro por las bandas, especialmente por la derecha, donde mejor se le vio.

En el caso de Roberney “La Avispa Naranja”, es un jugador hecho, de mucha experiencia. Se mostró con el nivel de los primeros partidos de la liga Nacional, muy sacrificado como siempre, corriendo por toda la cancha y además de desbordar, daba siempre una mano en defensa. Se debe destacar que es un jugador que sabe manejar muy bien los tiempos del juego. Roberney no se caracteriza por dormir mucho la pelota en sus pies, jugó de primera intensión cuando la jugada lo pedía y esperó el momento oportuno para pasar el balón en cada caso. Sin dudas, es uno de los mejores jugadores de Cuba en la actualidad. En el caso de José Pérez, se le vio con la técnica de costumbre, sus habituales regates y muy asociativo, además, anotó un gol de bella factura. 

Sin mucho ruido, pero con gran talento, Yasnay Rivero “Pocholo” está teniendo una gran Liga Nacional de Fútbol. Si bien no estaba en el listado del equipo Cuba B, tuvo que ser llamado al equipo tras su gran forma deportiva. La actuación de Yasnay Rivero no es sorpresa, pues es un jugador con grandes condiciones físicas. Detenerlo es imposible, cuando domina el balón y se lanza a correr, es muy difícil que le ganen por velocidad, es posiblemente el jugador de la liga cubana con más capacidad de desborde. Se mostró muy participativo y con mucha asociación con los compañeros de equipo.

Dos jóvenes empujan en la delantera

Dos jugadores jóvenes vienen empujando fuerte en la delantera cubana y tales son los casos del cienfueguero Dorgy Rajadel y el tunero Juan Andreus Milanés. En el caso del futbolista de la Perla del Sur, anotó 3 goles, los típicos goles del jugador devorador de área, ese que siempre está en el lugar oportuno. Sus diagonales y posicionamiento le permiten tener una mejor ubicación en el terreno, lo cual es un gran mérito suyo. En ocasiones, se le vio un poco individualista al no pasarle el balón a sus compañeros en ocasiones claras, pero de forma general, se mostró que tiene grandes proyecciones.

En el caso del jugador tunero, anotó dos goles, pero sus movimientos de delantero denotan un jugador muy asociativo. Se le vio combinarse con todos sus compañeros e intercambiar con facilidades las posiciones en el frente de ataque. En muchas ocasiones, salió de esa zona de confort del delantero, presionó y corrió para recuperar el balón y deslumbró con su actuación.  Decir que pudieran estar convocados estos muchachos a una selección no suena descabellado, pues juventud y talento tienen.

Este torneo también fue un escenario para que el jugador artemiseño Allan Pérez mostrara nuevamente su potencial. Si bien no fue convocado al Cuba B, su actuación con el equipo Artemisa en la Liga y en este torneo, lo van destacando como ese gran jugador que es. Tras superar problemas de salud que lo mantuvieron alejado de las canchas, Allan sigue con esa técnica exquisita que lo caracteriza, su pierna zurda fue bendecida y su nivel va en ascenso.

El evento contó con la presencia de los principales directivos del fútbol cubano, quienes observaron cada juego y pudieron tener una idea del nivel de estos futbolistas. A otro que se le vio anotando cada aspecto de interés fue a Darién Díaz, Jefe de Selecciones Nacionales, que como expresó: dará “el informe al seleccionador nacional de cada jugador y después se decidirá”.

Faltan varios meses para el debut de Cuba en la Liga de las Naciones: ¿tendrá esta cuadrangular influencia en la conformación de la selección nacional? ¿Serán llamados al equipo los jugadores que destacaron en este torneo? Estas son preguntas que en la actualidad se realizan muchos, pero tendremos que esperar para tener las respuestas.  

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.