Por: Redacción Play-Off

El Cómite Olímpico Cubano manifestó públicamente su desacuerdo con la propuesta promovida por la Federación Europea de Atletismo que dejaría sin efecto los récords mundiales impuestos antes del año 2005.

La entidad deportiva de la mayor de las Antillas consideró que cualquier medida de ese tipo deberá estar respaldada por argumentos científicos, «porque solo la rigurosa demostración de la infracción sustentará la justeza de una decisión de tal naturaleza».

Mediante una declaración oficial , el organismo cubano expresó que «borrar récords a partir de sospechas convierte esa acción en un sinsentido, dado que sus autores no son responsables de que en el momento de sus desempeños las muestras no se preservaran lo suficiente como para ser reexaminadas ahora, a la luz de nuevos parámetros técnicos».

Igualmente reconoció la complejidad de los temas relacionados con el dopaje pero insistió en que nadie está en condiciones de asegurar que los récords llamados a desaparecer de los libros oficiales llevan sobre ellos el lodo del dopaje.

«Hablamos de un “borrón y cuenta nueva” destinado a entrar en la historia bajo el signo de la injusticia», manifestó dicha declaración.

En medio de la crisis que ha desatado el dopaje en los últimos meses dentro del deporte, la Federación Europea de Atletismo (EAA por sus siglas en inglés), anunció que estudia una posible invalidación de todos los récords continentales.

La propuesta, que parte de una comisión de trabajo creada por el organismo en enero pasado, será adoptada este próximo fin de semana durante la reunión del consejo de la EAA.

«Es una solución radical, es cierto. Pero los amantes del atletismo están cansados de las dudas que planean sobre nuestros récords desde hace mucho tiempo», declaró el presidente del organismo, el noruego Svein Arne Hansen.

«Necesitamos una acción drástica para restaurar la credibilidad y la confianza», añadió Hansen, citado en un comunicado.

Días atrás, el recordista mundial en salto de altura Javier Sotomayor declaró su inconformidad con dicha medida.

«Es como si pretendieran demeritar el empeño, el talento y las condiciones necesarias para lograr esas marcas superlativas; estas personas tratan de empañar dichos resultados, quieren prácticamente borrarlos, porque si no aparecen reconocidos en los libros son como sucesos olvidados», recalcó el plusmarquista del orbe al diario Granma.

«La historia no se puede picar a la mitad. ¿Y los otros deportes? ¡Nada más se le ha ocurrido al atletismo!»,  subrayó Sotomayor.