Cuba jugará hoy su tercer partido contra Estados Unidos por el apartado A de la primera división en la Liga de Naciones de Fútbol de la Confederación Norte Centro América y del Caribe (CONCACAF).

El juego se desarrollará en el Audi Field de Washington, y es clave en las aspiraciones de los cubanos de seguir con vida en la competición, pues la selección antillana ha caído ya en par de ocasiones por pizarras de 7-0 y 1-0 respectivamente, ante Canadá.

En la convocatoria de hoy aparecen los jugadores contratados vía Inder: Luis Javier Paradela (Reno 1868, de Estados Unidos), Yosel Piedra (Deportivo Carchá, de Guatemala), Arichel Hernández (Universidad O&M, de República Dominicana) y el portero Sandy Sánchez (Jarabacoa, de República Dominicana).

Desde la sede llegan noticias de que ya un jugador abandonó la selección: este es el caso del espirituano Yonaldi García, quien dejó al equipo poco después del arribo del mismo a la capital estadounidense, según reporta el sitio ADN.

Cuba ha sufrido seis derrotas consecutivas desde que en el mes de febrero derrotara por 2-0 a Bermudas, incluyendo la desastrosa participación en la Copa Oro, donde permitieron 17 anotaciones sin marcar un solo gol a favor.

En 12 enfrentamientos, la Mayor de las Antillas solo ha podido ganar una vez por 5-2 en el lejano año 1947 aquí en La Habana, y acumula 40 goles en contra y solo 11 a favor. Para rematar, Estados Unidos ha ganado en todos los juegos que ha disputado de local permitiendo solo 3 goles.

Después de este encuentro, Estados Unidos visitará a Canadá en Toronto y el 19 de octubre volverá contra Cuba en el Complejo Deportivo Truman Bodden, de Georgetown, Islas Caimán, por no poderse jugar en el Marrero, estadio que no cumple con las condiciones exigidas por CONCACAF.

La última vez que se enfrentaron ambos elencos fue en el año 2016 en el capitalino estadio Pedro Marrero, y los norteamericanos se impusieron con marcador de 2-0, con dianas a la cuenta de Chris Wondolowski (´62) y Julian Green (´71).