Bate en mando, varios emigrados del béisbol cubano han sembrado el “terror” en la Liga Mexicana Del Pacífico, con temporadas que los colocan entre los favoritos al mejor jugador de ese torneo invernal, como son los casos de Yadiel Hernández, Henrry Urrutia y Dariel Álvarez.

Los tres dejan cifras envidiables en los distintos apartados ofensivos, incluso al liderar algunos departamentos de la LMP, en la cual ven acción muchos peloteros que en algún momento jugaron en nuestras Series Nacionales, como el caso de los tres mencionados.

Yadiel Hernández, “futuro” MPV

A sus 32, Yadiel Hernández se muestra en una forma inmejorable y marcha primero en el casillero del average, con un fenomenal 348. En 52 desafíos, el recordado jardinero matancero ha pegado la friolera de 64 indiscutibles en 184 turnos al bate.

Tal es su rendimiento, que un coterráneo suyo, Yadir Drake, ha lanzado días atrás su candidatura al jugador más valioso vía Twitter, en una foto que colgó en su perfil celebrando el reecuentro de ambos atletas. Lo llama “futuro MVP” de esta liga.

Eduardo González Martínez | Play-Off Magazine Yadiel junto a Yadir Drake. Foto: Yadir Drake.

No es para menos, porque la línea ofensiva de Hernández es ilusionante, con 348/465/462, en la que destaca su elevado OPB además del promedio. Para redondear aún más sus cifras, ha conectado 5 vuelacercas y ha traído para el plato a 38 compañeros.

Yadiel es especialmente peligroso con corredores en posición anotadora, con un galáctico 377 de average. Se ha convertido en una pieza clave para los Naranjeros de Hermosillo.

Henry Urrutia

Henry Urrutia es otro experimentado cubano que está encendido con el madero y que, casualmente, tiene la misma edad que Hernández: 32. Su actuación con los Charros de Jalisco también es meritoria, novena en la que comparte con su compatriota Dariel Álvarez.

Urrutia ostenta un destacado promedio de bateo de 313, gracias a 65 hits en 208 turnos. Además, ha desaparecido 5 pelotas y tiene 35 impulsadas, y su OPB también es un excelente 396.

El tunero, hijo de la estrella cubana Ermidelo Urrutia -director de Las Tunas en Series Nacionales-, conecta casi por igual a lanzadores derechos (313 Ave) que a zurdos (312 Ave), que cuando encuentra a compañeros en posición anotadora (308).

Su juego no ha pasado desapercibido, y según el colega Francys Romero, Henry firmará un contrato en Japón, un salto meritorio para su carrera. Jugaría con SoftBanks Hawks, el mismo equipo donde han militado también Alfredo Despaigne, Liván Moinelo, Yurisbel Gracial y Ariel Miranda.

También participante en el paso de nuestros campeonatos domésticos, Urrutia pudo jugar nuevamente ante su público cuando vino a Cuba en 2018, como parte de la nómina de los Diablos Rojos de México, junto al también cubano Alexei Ramírez.

Dariel Álvarez

Si alguien hace alarde de su poder, ese es el jardinero antillano de los Charros de Jalisco, Dariel Álvarez, quien con 13 bambinazos y 50 propulsadas comanda ambos apartados ofensivos, algo que no asombra después de los números que dejó en este evento en la edición de 2018.

Pero en 2019 su paso es, sencillamente, demoledor, a lo cual sumemos un línea excelente 306/371/526, en la cual destacan también sus 64 indiscutibles y su buen tacto, pues solo se ha tomado 29 ponches en 209 turnos al bate, nada mal para un jugador de poder.