La primera fecha de competencias del Mundial de Clubes de Voleibol, rama masculina, trajo un duelo muy cubano: como parte de los compromisos del grupo A se vieron las caras Robertlandy Simón, Yoandy Leal y Osmany Juantorena. Mientras, en el apartado B, Wilfredo León salía por la puerta amplia.

Simón y Leal, jugadores del club brasileño Sada Cruzeiro, no pudieron frenar el poderío del Lube Civitanova italino, escuadra donde milita Juantorena. El resultado global del encuentro fue una apabullante 3-0 favorable a los italianos, quienes dominaron sin contratiempos con pizarras parciales de 25-21, 25-16 y 25-18.

Yoandy Leal sumó 7 puntos ante el Lube Civitanova italiano. FOTO: FIVB.

Yoandy Leal sumó 7 puntos ante el Lube Civitanova italiano. FOTO: FIVB.

Osmany Juantorena, ese portento de jugador que ha impresionado al mundo en la última década y se ha convertido en un referente dentro del voleibol mundial, aportó 10 cartones a la causa italiana, con un servicio directo incluido. Mientras, Simón marcaba 11 puntos y Leal siete para los brasileños.

Por su parte, Wilfredo León, figura indiscutible del Zenit de Kazán (Rusia), marcó un total de 13 puntos en la cómoda victoria de su club ante el Bolívar (Argentina). La nómina de Kazán barrió en tres sets con los argentinos con parciales de 25-20, 25-19 y 25-17.

El Zenit es el máximo favorito para avanzar como cabeza de grupo en el grupo B del Mundial de Clubes, especialmente después de sus dos primeros triunfos, pues en su segunda salida también vapulearon al Shanghai Volleyball Club (25-15, 25-16 y 25-21). En el duelo contra el elenco asiático León sumó otros nueve puntos a su cuenta personal.

Wilfredo Leon es una de las principales figuras del Zenit de Kazán. FOTO: FIVB.

Wilfredo Leon es una de las principales figuras del Zenit de Kazán. FOTO: FIVB.

Tras lo visto en la primera fecha, no hay dudas de que los cubanos en el Mundial de Clubes de Voleibol son una de las principales atracciones del evento. Además, su presencia y desempeño en sus respectivos equipos, son una clara muestra de la innegable calidad de nuestros jugadores, quienes, en este certamen, se codean con la élite mundial de esta disciplina.