EL COMITÉ de Investigación de Rusia (SKR) desmontó hoy la teoría del supuesto dopaje organizado de deportistas rusos, durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi de 2014.

Las pruebas de los atletas en Sochi-2014 se recogieron todas de día y nunca de noche como afirmó en su momento el exjefe del laboratorio de la filial moscovita de la Agencia Antidopaje de Rusia (Rusada) Grigori Rodchenkov, afirmó la vocera del SKR, Svetlana Patrenko.

Tales muestras llegaron al laboratorio de Sochi y en un plazo de entre 30 minutos y dos horas fueron presentados para su investigación, aclaró la portavoz.

Rodchenkov, quien realizó sus declaraciones solo tras viajar a Estados Unidos en enero de 2016, afirmaba que las muestras de unos 30 deportistas rusos fueron hechas meses antes de las competencias para sustituir a otras ‘sucias’, tomadas durante los juegos.

Entrenadores rusos y funcionarios de Rusada consideraron que la legislación de este país debe cambiar para codificar el dopaje como delito con el fin de también incluir en ello a quienes suministran los estimulantes a los deportistas.

De acuerdo con el diario The New York Times, Rodchenkov confesó que ideó un cocktel de tres sustancias estimulantes que, según él, suministró a muchos de los deportistas, ganadores de medallas en Sochi, aunque tal teoría fue descartada rotundamente por Rusia.

La semana pasada, la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova, denunció que ahora algunos equipos de naciones occidentales hablan de ir a los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur, tras ser vacunados contra varias enfermedades.

Vemos que la WADA muestra una predisposición a permitir esa vacunación sin presentar alguna pretensión por posibles casos de dopaje, declaró la portavoz, en contraste con las medidas estrictas aplicadas a los deportistas rusos, sin pruebas contundentes.

Tras las revelaciones de Rodchenkov, la WADA realizó una investigación, en el transcurso de la cual se dejó sin permiso para su funcionamiento a Rusada, mientras el COI descalificó a la delegación rusa para participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Solo una decisión de las federaciones de casi todos los deportes permitió la participación rusa en esas competiciones. Sin embargo, en el caso de los Paralímpicos de 2016, se le prohibió a Rusia la asistencia.

Para los juegos de Pyeon Chang, los deportistas rusos ‘limpios’, filtrados por la WADA, deberán asistir bajo bandera neutral, sin derecho a portar símbolos nacionales como el escudo o los colores de la bandera nacional en sus uniformes, según las condiciones del COI.

Tomado de Prensa Latina