Un doblete con la casa llena del Yuli Gurriel en la parte alta de la sexta entrada no fue suficiente para que los Astros de Houston consolidaran una importante victoria sobre los Yankees de Nueva York, protagonistas de una heroica remontada en el cuarto juego de la Serie de Campeonato en la Liga Americana.

El Yuli impulsó tres carreras que de momento pusieron el partido a favor de su conjunto 3-0, en lo que constituye el batazo más decisivo en su carrera de la MLB de este novato de 33 años, precisamente en el mítico Yankee Stadium. A golpe de su demostrada calidad el Yuli ha roto el maleficio que lo aquejó durante años en las Series Nacionales cubanas: la falta de oportunidad en momentos decisivos pues en el mejor béisbol del mundo batea para 545 de average cuando encuentra el cuadro congestionado.

No obstante, eso no fue suficiente y los Mulos del Bronx demostraron que saben venir de abajo. Con el juego 4-0men contra marcaron par de anotaciones en el séptimo y cuatro en el octavo para consolidar la victoria 6-4

Aaron Judge volvió a ser determinante para que se equipo ganara su segundo juego consecutivo, y lograr empatar la Serie de Campeonato de la Liga Americana 2-2

El Juez sacudió un enorme cuadrangular para descontar en la baja del propio primer episodio y Didi Gregorius lo siguió con un triple, para anotar con un elevado de sacrificio de Gary Sánchez.

Los dueños de casa montaron una seria amenaza en la octava entrada, embasando a sus dos primeros bateadores y logró capitalizar la remontada con cuatro anotaciones, gracias a un doblete remolcador de Aaron Judge, y otro más de Gary Sánchez, que llevó dos rayitas a la registradora.

El encargado de sellar el éxito fue el taponero cubano Aroldis Chapman, quien se mostró intratable sobre el box al dominar con ponches al propio Yuli Gurriel y el antesalista Alex Bregman de manera consecutiva.