El voleibolista cubano Luis Tomás Sosa recibirá casi 200 mil euros del gobierno de Finlandia, como indemnización por el año que pasó en la cárcel del país nórdico acusado de violación.

La sentencia fue corroborada por el periódico local Helsingin Sanomat, que explicitó que a Luis Tomás Sosa se le pagarán 500 euros por cada día que pasó tras las rejas injustamente, antes de ser exonerado de los cargos en 2017. Además, tendrá una compensación de 17 mil euros y otros 2 mil por concepto de gastos. La suma total asciende a 199 815 euros, la mitad de lo que exigía el voleibolista al gobierno finés en su demanda original.

Junto a otros siete miembros del equipo nacional cubano, Sosa se vio envuelto en 2016 en un escándalo por delitos sexuales y fue detenido en la ciudad de Tampere. De todos ellos, solo seis fueron llevados a juicio y uno resultó exonerado. Sosa consiguió su libertad tras presentar un recurso de apelación y demostrarse la falata de pruebas que lo vincularan con el delito.

En cuanto el cubano estuvo libre, su abogado, Marko Virta, interpuso la demanda que acaban de ganar.

Inicialmente, la demanda ascendía a al pago de mil euros por cada día de prisión (362 en total) y otros 20 mil por la pérdida de un contrato que Soto debió haber firmado en Argentina.