El jardinero espirituano Frederich Cepeda está como el buen vino, y al parecer los años no pasan por él, pues se mantiene como uno de los extraclases de nuestras Serie Nacionales.

Las estadísticas no mienten, el gallo anda ON FIRE, al dominar entre los bateadores con astronómico average —léalo bien— de 505, por delante de su compañero, el antesalista Yunier Mendoza (438) quien tampoco anda creyendo en veteranía.

Cepeda demostró este lunes que anda con el bate caliente al disparar tres jonrones en la victoria por KO de su equipo 12 carreras por cero ante el plantel de Camaguey. El espirituano completó una tarde perfecta ya que en sus tres turnos oficiales al bate mandó la Mizuno más allá de las cercas para impulsar cuatro anotaciones a favor de su conjunto.

En su primera comparecencia durante la parte alta de la segunda entrada, conectó cuadrangular por el derecho, luego en el cuarto sacó la pelota por el central con Mendoza en circulación y en el quinto la botó por el izquierdo. Los lanzadores camagüeyanos no quisieron más nada con él y le otorgaron sendas bases intencionales en el sexto y sétimo inning, imposibilitándole increíble marca de cuatro bambinazos en un solo encuentro.

Frederich elevó su promedio por encima de los 500 —algo totalmente fuera de serie— y sigue aprovechándose —con su tremenda y probada calidad — del maltrecho pitcheo en nuestro campeonato nacional, además ya posee siete jonrones con 21 impulsadas y su OBP si sitúa ahora en 652, con 796 de slugging y OPS de 1.448.