El sábado 20 de mayo, Play-Off daba inicio hacia su primera cobertura en la MLB, representando así oficialmente a un medio de prensa cubano, no de ultramar, sino de la propia Isla y con probabilidad, se trataba del primero en casi 60 años.

Ese fin de semana, al Dodger Stadium volvían los locales para jugar ante los Miami Marlins. Quizás el mayor atractivo hubiera sido una entrevista al explosivo Yasiel Puig, quien anda inmenso en una campaña que parece por fin ratificar el enorme talento con que deslumbró en su debut del 2013, e iniciando esta serie particular con bambinazo de 442 pies, el más largo de su carrera. Pero como todo lo que acaba de nacer aún nuestra primera acreditación no cubría el acceso al club house y sí al del visitante. Sin embargo, en los Marlins tampoco tuvimos disponible a un cubano: Adeiny Hechavarría estaba lesionado y Odrisamer Despaigne justo había sido bajado a Ligas Menores.

El simbolismo de la fecha nos obligaba a buscar en la cubanidad un motivo. En ese afán, el destino nos dio uno de personificación excelente. No dispusimos de un jugador activo, pero sí de quien por amplio margen ha sido el mejor mánager cubano en Grandes Ligas, el más ganador y con más extensa actuación: Fredi González. Un saldo de 710 y 692 (el único positivo con .506) en 10 temporadas entre 2007 y 2016, cuatro con los propios Marlins y seis con Atlanta de las tres que allí le valieron a estar entre los cinco mejores pilotos de la liga en la candidatura a Mánager del Año, son un aval más que respetable. Este holguinero de 53 años, hombre noble, campechano, de excelentes modales y muy modesto dio la primicia a Play-Off.

¿Cómo fueron esos inicios? ¿Cómo logró llegar a mánager en las Grandes Ligas?

«Yo fui muy dichoso. Vine de Holguín bastante pequeño a Miami, donde crecí y estudié high school hasta llegar a la pelota organizada. Como todo en la vida y en todas las profesiones y trabajos, mucha gente me dio un empuje y luego llegó una oportunidad. Yo apenas fui un cátcher de no mucha actuación en Ligas Menores, pero como coach muchas personas me apoyaron y ya luego como dirigente, me dieron no una, sino dos oportunidades… y ojalá me dieran una más. Jeffrey Loria [el propietario] me dio la primera con los Marlins y luego vino un tiempo aún mayor con Atlanta. Yo creo que hace falta mucho estudio, prepararse muy bien y sobre todo comprender y respetar a mucha gente diferente que uno encuentra dentro y alrededor de un equipo de béisbol. Pero estoy muy contento viendo mi vida hacia atrás y ahora regresando aquí como coach de tercera base».

¿Qué significa regresar otra vez a los Marlins, que para muchos pudiera tener más jugadores cubanos? ¿Dónde están ahora Adeiny y Odrisamer luego de la perdida tan descomunal y dolorosa de José Fernández? ¿Qué significan ellos y los que pudieran venir?

Fredi González

Fredi González . FOTO: USA Today

«Yo creo que ahora que las puertas para ellos se están abriendo un poquito más, creo que vamos a ver muchos más muchachos cubanos en las Grandes Ligas y aquí en este equipo. La pelota cubana es algo que nace desde muy de adentro y emociona cada vez que uno abre el periódico y ve la firma de uno o dos. Yo me acuerdo hace no mucho, que no era fácil encontrar aquí a peloteros de allá. Rey Ordoñez, aquel guante tan fabuloso en los Mets de New York, o Ariel Prieto, por mencionar algunos. Ahora casi todo el mundo tiene dos o tres en cada organización. Hoy mismo acaban de firmar a uno los White Sox [Luis Robert Moiran], que ya tenían a Abreu y a ese otro jovencito que trajeron de Boston [Joan Moncada]. Mientras más se abran las puertas en Cuba eso va a aumentar aquí, a la vez que mejorará la pelota de allá».

Pero hay un nombre que un día como hoy no puede olvidarse en una organización como los Marlins: ¡José Fernández!

«Ohh…Fue la pérdida de uno de los mejores pitchers de las Mayores y para nosotros muy fuerte e irreparable. Yo no lo conocí directamente aquí adentro, pues no estaba aún de vuelta, pero competí frente a él cuando dirigía al Atlanta y era impresionante. Lo que me han dicho aquí todos es que lo extrañan muchísimo y veo que su recuerdo aparece a cada rato y por cualquier cosa. A mí me gustaba verlo pitchear estando como mánager contrario, pues lo hacía con tremenda energía y disfrute del juego. Sin dudas, dejo una huella y un querer que todavía se extraña tremendamente aquí y en todo el béisbol.

¿Qué nos dices de Adeiny Hechavarría?

«Es la primera vez que estoy conviviendo con él. Luego de verlo de cerca, te digo que es un gran jugador muy importante para nosotros. ¡Un tremendo guante! Yo creo que desde que él se nos lesionó, y [Martin] Prado, no hemos ganado casi ni un juego; pero se está recuperando bien y nos llegará ya pronto. ¡Y bien que nos hacen falta! ».

Finalmente, pudiera hablarme de lo que está por venir, de lo que has visto aquí de Los Ángeles, en este estadio y terreno

Fredi González

Fredi González: «Muchas cosas buenas para ellos, en un día como hoy para Cuba, donde se nace con la pelota tan adentro» . FOTO: Getty Images

«¡Este lugar es todo historia! Tú caminas por adentro, por afuera, y ahora ves esa nueva estatua de Jackie Robinson. Andas por todos lados y hasta llegando al camerino ves a todas esas leyendas: Robinson, Roy Campanella, Koufax… ¡Todos esos grandes! Es un honor estar aquí siempre otra vez. No se deben olvidar a todos estos peloteros tan grandiosos, aunque no es solo aquí pues ocurre en todos los estadios de Grandes Ligas, pero en este muy especial».

Pudiera darnos unas palabras finales para los cubanos…

«Muchas cosas buenas para ellos, en un día como hoy para Cuba, donde se nace con la pelota tan adentro. Y muchísimas gracias por esas palabras tuyas de elogio al principio. Gracias, gracias».

Mánager Cubanos en MLB.
Mánager Equipo G P Prom.
Fredi González Marlins (2006-2010)

Braves (2010-2016)

710 692 506
Pedro “Preston” Gómez Padres (1969-1972)

Astros (1974-1975)

Cubs (1980)

346 529 395
Octavio “Cookie” Rojas Angels (1968)

Marlins (1996)

76 79 490
Miguel Ángel “Mike” González Cardinals (1938) (1940) 9 13 409
Atanasio   “Tany” Pérez Reds (1993)

Marlins (2001)

74 84 468