La selección cubana de fútbol quedó eliminada del camino hacia la Copa Oro en su edición de 2021, esta vez, sin siquiera tener la oportunidad de competir. Desde hace varios días, venía trascendiendo de forma extraoficial (en redes sociales) la dificultad para obtener el visado correspondiente hacia los Estados Unidos (país donde se desarrolla el certamen) por parte de la delegación antillana.

La descalificación de Cuba se confirmó hoy, cuando —faltando pocas horas para su debut y aún sin recibir el visado— la CONCACAF publicó en su web oficial una declaración al respecto:

“Desafortunadamente, debido a problemas en su viaje relacionados con el Covid-19 y sus visas, y el régimen de pruebas del Covid-19 requerido, el partido de esta noche contra Guyana Francesa no se llevará a cabo”, informó el ente rector del fútbol en la región.

“Guyana Francesa avanzará a la siguiente ronda de los Preliminares y se enfrentará a Trinidad y Tobago el martes 6 de julio de 2021”, sentenció.

Esto provocó la reacción de varios de los jugadores cubanos que, desde inicios del mes de junio, se encontraban concentrados en Guatemala con el objetivo de finalizar su calendario en las Eliminatorias Mundialistas y conseguir el visado a tierras norteñas para afrontar la Copa Oro. Con este último propósito, debieron moverse hacia Nicaragua hace apenas seis días por razones desconocidas.

“He experimentado mucho en mi vida, pero nunca antes algo así. Vi a un equipo, a un entrenador y gente responsable llorar. Todos tuvimos un sueño, todos queríamos representar a nuestro país en la Copa Oro. Los chicos no han visto a su familia durante casi un mes. Se sacrifican tanto. Un día triste para el fútbol de Cuba”, escribió Onel Hernández en su cuenta personal de Instagram.

Tras confirmarse la noticia, el defensor Cavafe, publicó un hilo en su perfil de Twitter, donde expresaba su sentir respecto a la atípica situación:

“Un mes lleno de esfuerzo, de sueños y de ilusión. Muchas veces la vida del deporte no te corresponde con la misma moneda con la que tú afrontas los retos, y hoy ha sido un claro ejemplo. Ver rostros de incertidumbre, de tristeza, de llanto y de impotencia ha sido la tónica de hoy. Hay cosas que escapan a nuestra zona de influencia pero, como a mí me han enseñado desde pequeño, siempre se puede hacer más”, escribió.