El cubano Yulieski Gurriel fue uno de los que aportó en el triunfo de los Astros de Houston este domingo en la noche, cuando el equipo se proclamó campeón de la División Oeste de la Liga Americana. Los Astros, que no conseguían tal resultado desde 2001, doblegaron a los Marineros de Seattle con pizarra de 7-1.

Gurriel prendió la llama de Houston en el quinto episodio con sencillo y luego fue remolcado por el vuelacercas de Dereck Fisher. En esa entrada los Astros marcarían cuatro veces, con lo cual decidirían el duelo. Gurriel temrinaría el partido con dos hits en cuatro turnos al bate.

El otrora antesalista de los equipos Cuba, se desempeña en los Astros como guardián de la primera almohadilla y acumula average de .292 en 489 turnos al bate. El Yuli, después de 127 partidos en esta temporada con la casaca de los Astros, suma 64 anotadas, 67 impulsadas, 17 jonrones y 143 hits.

Para el Yuli, quien en la pasada temporada con los Astros apenas pisó el terreno en 36 duelos, este es el primero de sus logros colectivos en la Gran Carpa. Gurriel tiene actualmente 33 años.

Houston solo ha conseguido coronarse en su división en siete ocasiones: 1980, 1986, 1997, 1998, 1999, 2001 y 2017. Han llegado a la Serie Mundial solo en una ocasión, en 2005, cuando cayeron derrotados en cuatro duelos por Chicago White Sox.