El jabalinista camagüeyano Guillermo Martínez, medallista mundial y titular en juegos panamericanos y centroamericanos, dijo adiós al deporte activo, según publica Radio Cadena Agramonte en su página web.

Martínez fue agasajado en la noche del martes en una ceremonia cultural con sede en el teatro Avellaneda, de la ciudad de Camagüey.

En la actividad se destacó la trayectoria deportiva del jabalinista, dos veces campeón panamericano, campeón centroamericano, y ganador de sendas medallas de plata y bronce en campeonatos mundiales de atletismo.

En la ceremonia estuvieron presentes Agustín Abril, comisionado cubano de altletismo, y Yipsi Moreno, gloria del deporte cubano, quienes reconocieron a Martínez por sus resultados deportivos.

En la despedida oficial de Martínez también participaron figuras legendarias del deporte cubano como Ana Fidelia Quiroz y Silvio Leonard.

Radiografía de Guillermo Martínez

Martínez nació en Camagüey, el 28 de junio de 1981. Comenzó en el lanzamiento de la jabalina en 1998, bajo las órdenes del entrenador Paulino Suárez. Su ingreso en el equipo nacional se produjo en 2001.

Su primer éxito significativo fue la medalla de oro en los juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias, Colombia, en 2006.

En ese momento, Martínez impuso récord nacional, al lanzar la jabalina hasta los 87,17 metros.

En 2007 el camagüeyano ganó el título de los Panamericanos de Río de Janeiro, con envío de 77,78 metros.

No asistió a los Olímpicos de Beijing 2008 por “problemas personales”, pero resurgió en el mundial de Berlín (2009) donde conquistó la medalla de plata, con registro de 86,41 metros.

Con un historial cargado de lesiones y casi sin fogueo, Martínez se apareció en el Mundial de Taegu (2011) y se agenció la medalla de bronce con un disparo de 84,30 metros. Ese mismo año el camagüeyano revalidó su título panamericano en Guadalajara, al lanzar el implemento hasta la distacia de 87,20 metros —récord personal y cubano, aún vigente.