El 27 de julio de 1993 en Salamanca, España, Javier Sotomayor se convertiría en el  ser humano que más cerca ha estado del cielo con la fuerza de sus propios pies. Al superara el listón sobre los 2.45 metros, el Príncipe de las Alturas implantaba una marca que se ha mantenido inquebrantable durante los último 24 años, a la cual no ha podido llegar ni por asomo ningún otro saltador en el planeta.

Sotomayor, único cubano dueño de una plusmarca del orbe en cualquier disciplina arribó a las cinco décadas de vida el pasado viernes 13 de octubre, y apropósito de esta fecha compartimos en nuestra revista una recopilación estadística del especialista Eddy L. Nápoles publicadas en el sitio DeporCuba en la cual conoceremos muchos datos curiosos sobre la brillante carrera de este espectacular atleta.

El nacido en Limonar, Matanzas, es el saltador de altura con más brincos sobre los 2.40 metros, listón que superó en 24 ocasiones, aunque muchas bibliografías lo registran con 21 saltos.

Sotomayor intentó superar en cinco oportunidades, su propia cuota mundial de 2.45, todas realizadas en 1994 y siempre intentando los 2.46.  La primera de ellas en el Gran Premio de la capital de Andalucía. La segunda aconteció, el 25 de junio, en La Habana, durante el Campeonato Nacional “Copa Cuba”, donde realizó una excelente demostración, al iniciar perfecto sobre 2.20, seguido de 2.26, luego un nulo sobre 2.35, un salto sobre 2.41 para terminar con dos nulos en 2.46. La siguiente ocasión tuvo lugar, el 10 de junio, en el tradicional Festival de Salto de Altura, que se celebra en Eberstadt, Alemania; aquí, inició perfecto en 2.24, renunciando a 2.27 y 2.30, saltando en el primero 2.33, pero en la siguiente altura (2.36) realizó dos nulos y uno válido, superando los 2.40 con un salto y tres faltas sobre 2.46. Cinco días más tarde, en Londres, durante el TSB/Gran Prix, estuvo perfecto en la tres primera altura, 2.25, 2.30 y 2.35, luego realizó dos faltas y uno exito sobre 2.41, para terminar con dos nulos en 2.46.

Su último ataque al fenomenal 2.45, ocurrió el 11 de septiembre, también en la capital inglesa, ahora durante la VII Copa del Mundo de Atletismo, con una magistral competencia, que transcurrió sin faltas desde el inicial 2.20 hasta 2.40 (2.28, 2.31 y 2.35), gastándose finalmente tres saltos en 2.46.

Entrando en otros detalles, tenemos, que la primera ocasión que saltó sobre los 2.40 metros, fue precisamente aquel 8 de septiembre de 1988, en Salamanca, España, con apenas 20 años, 10 meses y 25 días, siendo el saltador más joven en lograrlo; mientras que la última, aconteció, el 25 de marzo de 1995, en Mar del Plata, Argentina, durante los XII Juegos Panamericanos, ya con 27 años, cinco meses y 12 días.

Sus mayores saltos por años, fueron así; en 1994, logró diez brincos sobre los 2.40, seguido de 1989 y 1993, ambos con cinco, en 1988, solo venció esa altura en dos oportunidades, cerrando, con una en 1991 y 1995, respectivamente.

A parte, de sus seis triunfos en Campeonatos Mundiales, dos al aire libre y cuatro bajo techo; en los Juegos Olímpicos de Barcelona, 1992 y en el mundial junior de Atenas, 1986, eventos donde doblegó a todos sus adversarios; Sotomayor venció a los mejores exponentes del salto de altura de los años 80 y 90 del pasado siglo, la época dorada de esta especialidad.

Hoy a casi 30 años de su primer récord mundial, aquel 2.43 de Salamanca, sus otras dos cuotas, 2.45 al aire libre y 2.43 bajo techo se erigen como valladares infranqueables para los saltadores actuales.