Fuentes cercanas a la dirección provincial de deportes en Villa Clara aseguran que Jesús Daniel Olivera solicitó la baja del equipo sub 23 de béisbol que dirige Ariel Pestano.

Olivera ha sido centro de una extensa e intensa polémica que involucra al manager Pestano y su hijo, Ariel Pestano Jr., junto a acusaciones de nepotismo.

Hace pocos días, el manager naranja llamó a Olivera chismoso y bretero en un espacio radial de amplia audiencia en el centro del país. Pestano la emprendió, además, con varios periodistas críticos a los cuales ofendió.

Según un post del periodista Roberto Santiago en su muro de Facebook, Olivera se quitó este martes 24 de abril “la cruz de encima”,  justo antes del partido en el estadio Heriberto Duquesne, de Remedios.

Olivera, dice Santiago, sufre y calla dentro del conjunto anaranjado desde hace tiempo. Al parecer, este martes “la copa se llenó”.

Según familiares y algunos periodistas, el remediano Olivera sufre una competencia desleal ante el hijo de Pestano. Ambos jugadores se desempeñan en la misma posición, la receptoría, desde las categorías infantiles, pero en el equipo al mando de Pestano solo su hijo calza los arreos con regularidad. Olivera juega, sobre todo, como designado o primera base.

El periodista Roberto Santiago alertó de esta situación desde las páginas del semanario Vanguardia, hace casi un año.

Sin embargo, en la temporada pasada, la polémica quedó sepultada ante el buen paso del conjunto naranja que, a la postre, discutió el título del nacional sub-23 años.

Este año, el equipo de Pestano marcha de mal en peor —3 victorias y 11 derrotas que lo hunden en el último puesto del grupo B del torneo— y eso ha atizado las críticas y destrozado la cohesión del grupo.

Según el post de Santiago, el comisionado villaclareño de béisbol, Ernesto Ruiz, no ha enfrentado la situación ni seguido las orientaciones del director provincial del INDER, Arildo Hernández, sobre las estrategias de desarrollo de peloteros.

En lo que va de temporada, Olivera ha participado en 10 juegos en los que ha demostrado sus virtudes a la ofensiva. El remediano tiene línea ofensiva de .351/.385/.351 con 13 indiscutibles en 37 turnos. Ha impulsado 5 carreras y anotado solo una.

Por su parte, Pestano Jr. ha jugado 14 partidos y promedia .217 de average ofensivo, aunque entre sus 10 hits se incluyen dos triples y dos tubeyes.

FOTO: Tomada de la emisora CMHW, de Santa Clara.

El Calvario de Olivera y los temores de papá Pestano

Según contó a Play-Off una fuente cercana al entorno del jugador, el manager Pestano nunca se refiere a Jesús Olivera por su nombre durante los entrenamientos y lo humilla constantemente delante de otros peloteros. “Como que le trae mala vibra al equipo”, nos dicen.

En el juego de este martes entre Villa Clara y La Habana, en Remedios, Olivera recibiría, supuestamente, un reconocimiento público —nos cuenta nuestra fuente— pero eso no fue posible, ya que Pestano y el Comisionado de béisbol alegaron que Olivera había abandonado el equipo.

Varios rumores que circulan en Remedios señalan que Pestano pidió refuerzos de custodia policial en el estadio municipal Heriberto Duquesne antes del partido de este martes. El manager temía por la integridad física de su hijo y la suya propia.

Con sus actos y declaraciones públicas, Pestano se ha granjeado la antipatía de buena parte de la afición remediana y, por supuesto, de la familia de Jesús Daniel Olivera.