El saltador de longitud cubano, Juan Miguel Echevarría, logró este jueves una nueva marca personal al estirarse hasta los 8,53 metros en la cuarta parada de la Liga del Diamante 2018, en Roma.

Con ese resultado, Echevarría conquistó el segundo lugar de la competencia, superado solo por el sudafricano Luvo Manyonga —campeón mundial al aire libre— que saltó 8,58 metros en el Estadio Olímpico de Roma. El bronce fue para el también sudafricano Ruswalh Samaai (8.34 metros).

Con su salto de este jueves, el camagüeyano Echevarría —¡de solo 19 años de edad!— superó cómodamente los 8,40 metros que constituían su principal marca al aire libre, y se colocó segundo en el ranking de la temporada, por detrás de Manyonga.

El anterior registro al aire libre lo alcanzó en su natal Camagüey, en marzo pasado.

El otro cubano presente en la competencia del salto largo en Roma, Maykel Massó, concluyó en el octavo lugar, con salto de 7,92 metros en el tercer intento (su primer brinco válido de la competencia).

Tras la competencia, Echeverría aseguró a la prensa sentirse feliz. “Claro que estoy feliz, súper contento y sé que puedo más”, dijo a su paso por la Zona Mixta del Olímpico de Roma.

El saltador camagüeyano aseguró que esta fue su primera incursión en la Liga del Diamante y, además, la primera vez que compite al aire libre este año al máximo nivel.

El cubano arriesgó mucho en la competencia, cometió cuatro fouls en seis intentos. En su segundo saltó concretó los 8,53 metros, pero Manyonga no demeritó y ripostó inmediatamente con su brinco, válido para liderar la competencia y el escalafón de la temporada.

Daniel Osorio, entrenador de Echevarría, aseguró que, en uno de los saltos no válidos, su pupilo se acercó a los nueve metros.

Echevarría aseguró que no se pone nervioso y que prefiere competir bajo presión. Así lo hace mejor, dijo el atleta.

Las cubanas cumplieron en el disco

Yaimé Pérez

Yaimé Pérez terminó segunda en la cuarta parada de la Liga del Diamante con sede en Roma. FOTO: Getty Images

En el disco femenino Cuba volvió a brillar, aunque ni Yaimé Pérez ni Denia Caballero pudieron con la calidad de la croata Sandra Perkovic, que se adueñó del primer lugar de la parada de Roma con un lanzamiento de 68,93 metros, en su quinto intento (último válido).

Pérez se alzó con el segundo puesto tras disparar el disco hasta los 66,62 metros en su segundo intento. La cubana solo cometió un foul y logró cuatro envíos por encima de los 64 metros.

Caballero quedó tercera al marcar 63,48 en su último intento.

En la competencia no hubo sorpresas, pues coparon el podio las tres primeras del ranking de la temporada.

Por detrás de las cubanas quedaron otras atletas de buenos resultados como las alemanas Anna Rüh y Nadine Müller, así como la estadounidense Whitney Ashley.