El relevista de los Marineros Emilio Pagán tuvo un difícil debut en la Gran Carpa, luego de ceder tres hits y tres carreras y sacar solamente un out en relevo del japonés Hisashi Iwakuma en el sexto inning de la victoria del miércoles 8-7 sobre los Angelinos. Pero ese out que sacó fue bastante especial.

El jardinero izquierdo cubano Guillermo Heredia salvó momentáneamente a Pagán con una tremenda atrapada contra la cerca para robarle un cuadrangular de tres carreras al curazoleño Andrelton Simmons.

“En primera instancia, no tenía idea”, relató Heredia. “Sólo decidí ir tras esa pelota, y al final logré quedarme con ella”.

En lugar de un batazo de cuatro esquinas, Simmons se tuvo que conformar con un elevado de sacrificio que acortó la ventaja 4-3 y Heredia terminó con una atrapada espectacular – y probablemente unos cuantos moretones.

Heredia reconoció que estrellarse contra la barda duele un poco, pero después de la atrapada lo único que sintió fue la admiración de sus compañeros.

“Ahora le llamo el roba cuadrangulares”, exclamó su compañero Jarrod Dyson. “El muchacho se está luciendo últimamente en la defensa, y está bateando muy bien. Ha estado haciendo el trabajo para nosotros”.