Bajo la lluvia, con amenaza de suspensión, pero el clásico Industriales-Santiago de Cuba de la pelota cubana despertó la polémica nuevamente, esta vez llegada de la mano de otro clásico, el Barcelona vs Real Madrid de fútbol.

Lo que se pensó imposible para muchos tiempo atrás, ocurrió y fue tomado casi como un agravio para los seguidores del béisbol cubano: en lugar del desafío entre los dos grandes de Cuba se pudo disfrutar del choque entre los equipos de La Liga, que tiene una fanaticada creciente en la Isla.

“Si a un clásico del deporte nacional Santiago-Industriales tú me lo quitas para ponerme un clásico de fútbol de España ya apaga y vete (…) ¿qué mensaje tú le estas dando a esos muchachos que estan todos los dias entrenando en la Eide y en las escuelas de deporte la pelota? Le estas diciendo que están en el deporte equivocado”, decía un internauta en Facebook.

Contrario a lo que suele ocurrir a veces -el fútbol se trasmite en muchas ocasiones por el canal HD y el Tele Rebelde es destinado al béisbol-, en esta ocasión el balompié copó ambos canales, mientras otras personas continuaban escuchando el enfrentamiento de la Serie Nacional por emisoras de radio.

Los redes sociales como Facebook -donde hay numerosos grupos de amantes del pasatiempo nacional- y Twitter -que tiene cuentas de varios periodistas de los medios oficiales cubanos muy seguidas-, ardieron con lo ocurrido.

“Señores disculpen, pero que prioricen por una vez en la vida el fútbol por encima de la pelota, el mundo no se va a acabar por eso. Es el superclásico del fútbol, ojo no estoy demeritando a nuestro deporte nacional y a lo que representa el partido con Santiago cuando nos jugamos la clasificación”, opinaba otro cubano.

Un clásico Industriales-Santiago de Cuba de Tweets

El debate llegó también a Twitter, hasta las cuentas de periodistas conocidos en la Isla, como Oscar Sánchez,  del periódico Granma, y el muy popular Renier González.

“Soy un defensor de mi canal Telerebelde, el de los deportes en #Cuba, de su diversa parrilla, pero no entiendo cómo dieron en vivo el clásico del fútbol español y diferido el de la pelota cubana, que es nuestra propia cultura diferida”, decía Sánchez.

Nuevamente, las respuestas no se hicieron esperar de ambas partes, defensores de cualquiera de los dos deportes.

“Amigo Oscar! Soy Cubano!! Pinareño!! Y llevo el Beisbol en la sangre!! Pero ante un Clásico como el Barcelona vs Real Madrid todos los clásicos locales se tienen que detener!! Los mismos peloteros estarían locos por ver el Clásico!!”, respondió una persona.

“Menos en mi Cuba Una pregunta. Imagínense que solo se pueda escoger entre El Clasico de Pelota Vs Clasico de Fútbol cuál vieras? Y los cubanos a día de hoy ?”, escribió otro internauta, lo cual motivó la respuesta de Renier, uno de las figuras más asociadas al fútbol por los seguidores de ese deporte en Cuba.

Lo cierto es que los clásicos, aquellos enfrentamientos marcados en el calendario por miles de personas, son momentos puntuales donde los deportes cobran otra magnitud, y la rivalidad alcanza el máximo nivel.

Son estas las ocasiones que llevan a pensar que, pese a las dificultades y la calidad perdida, la pelota cubana está viva más allá de cualquier transmisión televisiva porque todavía tiene fanáticos que la defienden, incluso ante uno de los espectáculos más grandes del mundo.