Conocida como la Vieja Señora, la Juventus de Turín es el conjunto italiano más laureado en el campo de fútbol. Por sus importantes logros, el antiguo club italiano, fundado el primero de noviembre de 1897, ha logrado sumar seguidores alrededor del mundo.

En La Habana, todo comenzó en el año 2009. En el bar El Conejito, situado en el Vedado capitalino, un grupo de jóvenes comienza a reunirse para ver los partidos del equipo bianconero. Entre cervezas y charlas animadas en el medio tiempo, disfrutaban las victorias, sufrían las derrotas y debatían con pasión cada jugada.

“La idea de la peña surge en el año 2019, pero unos años antes ya nosotros nos reuníamos. El grupo comenzó a crecer con el paso de tiempo. Queríamos convertirnos en una Peña Oficial, pero no sabíamos lo que debíamos hacer para lograrlo y nos apoyamos en la experiencia de otras peñas. Empezar siempre es lo difícil”, cuenta su presidente Eduardo Cuza Rojas.

Cuando llega a ellos la noticia de un Torneo Interpeñas en La Habana, comenzaron a buscar las vías para oficializarse y poder participar en la competencia. Según Eduardo, entre todos buscaron un nombre que los identificara y de alguna manera, los uniera al club.

«Escogimos Fino alla fine, que significa “hasta el final” en italiano y que encierra el sentimiento de cualquier aficionado. Luego, con ayuda de algunos miembros, que tienen experiencia en el diseño, creamos un logo, el carnet de socio y un registro con todos los integrantes, el cual te reconoce como miembro de nuestro Fan Club”, comenta Eduardo.

Sin embargo, desconocían los protocolos a seguir para lograr que el Club los reconociera como oficial. A través de un contacto comenzaron el proceso de la candidatura en el sitio web y lograron cumplir los requisitos que pedían.

Para Carlos Brian Martínez Sosa, secretario de la Peña, el proceso en sus inicios fue lento, pero lograron sacarlo adelante y crearon también un equipo de fútbol para participar en el Torneo interpeñas de la Habana. Una vez aceptada la candidatura, el último paso fue económico.

“Debíamos abonar un dinero para que nos reconocieran. Ya para octubre de 2020 teníamos alrededor de 130 miembros. Gracias al aporte de cada uno de ellos y la ayuda de algunos amigos que no viven en Cuba y se fueron incorporando a la peña, pudimos reunir la cuota que pedían”, precisa Eduardo.

Según su presidente, lograron mucha visibilidad a través de las redes sociales, lo cual permitió una mayor interacción entre los seguidores del club italiano. “Nos apoyamos mucho en un miembro que tenía su página oficial en Facebook y a partir de ahí creamos otros espacios en Whatsapp y Twitter”, precisa.

“Para mí estar en la peña de la Juventus es una satisfacción muy grande porque soy seguidor de este Club hace muchos años. Saber que se ha logrado hacer una peña oficial en Cuba para que todos los seguidores puedan reunirse y compartir juntos es algo único. La Juventus no es el equipo de mi corazón, es mi corazón”, expresa Libani Lorente Artiles, encargado de las redes sociales y la comunicación dentro de la Fan Club.

“Pertenecer a la peña, más allá del fútbol, nos acerca al lado humano de los miembros, es algo más personal, nos convertimos poco a poco en una gran familia. Con toda la situación de la pandemia, se extrañan esos fines de semana compartiendo partidos”, afirma su presidente.

Peña Juventus de Turín Cuba
Foto: cortesía de la Peña La historia de la Peña oficial del club Juventus de Turín, de Italia, en Cuba: la historia de una familia bianconera en la Isla. Foto: cortesía de la Peña

Otro integrante, Javier Puente, cuenta que llegó a contactar con Eduardo por una de esas casualidades extraordinarias de la vida.

“En aquel entonces, la peña todavía no era oficial, pero se soñaba con lograrlo. Como resultado de mi experiencia vivida en Italia y el dominio del idioma, me comprometí con esa causa y un tiempo después recibíamos la gran noticia de ser la única peña oficial de la Juventus en Cuba”, destaca.

Asimismo, agrega que en la actualidad es el encargado de la comunicación directa con la Juventus sirviendo como traductor e intérprete.

“Estoy muy feliz de ser miembro de esta gran Peña bianconera. Es algo mágico y satisfactorio y el ambiente de total unión y hermandad. Cuando consiguen ser oficiales, algunas peñas cierran un poco la entrada, pero nosotros sí queremos más miembros. De La Habana, de otras provincias, de cualquier rincón del mundo en el que estén, pueden unirse a nosotros y sentir que todos estamos entrelazados por una misma pasión”, expresa Eduardo con entusiamo.

Luego de convertirse en una Peña oficial, los seguidores de la Juve en Cuba tienen una motivación extra para avanzar y crecer como familia bianconera. De este modo, demuestran que en la Isla existe «una gran comunidad cuyo principal objetivo es apoyar en todo momento al Club, como lo dice nuestro lema: ‘Fino alla Fine’”, destaca su secretario.

En medio de la pandemia y de un panorama a veces desolador, el deporte se torna ese refugio que desconoce fronteras. Desde el 26 de noviembre de 2020, los seguidores de la Juventus en Cuba cumplieron su sueño: lograron su Peña Oficial. Ahora, la Novia de Italia también conserva un pedacito de ella en La Habana, custodiado con pasión por una gran familia bianconera.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.