El Gran Maestro de ajedrez Lázaro Bruzón respondió, vía Facebook, las “noticias llenas de mentiras” de la Comisión de Ajedrez de Cuba, que excluyó al tunero de la preselección nacional del juego ciencia.

El tunero Bruzón, número uno del ranking cubano —en ausencia de Leinier Domínguez, inactivo al más alto nivel desde hace meses—, publicó un post en Facebook donde reprocha el “malestar y odio” que se desprenden de la nota oficial de la Comisión, publicada originalmente por el portal deportivo oficial, Jit.

Según la Comisión, Bruzón dejó de pertenecer al equipo Cuba y, además, a la Escuela Superior de Formación de Atletas de Alto Rendimiento Giraldo Córdova Cardín (ESFAAR).

En agosto pasado, el ajedrecista explicó, desde los Estados Unidos, que una enfermedad le imposibilitaría representar a Cuba en la Olimpiada Mundial de Batumi 2018, en Georgia. Por tal motivo, la Comisión informó que Bruzón no integraría el equipo nacional a esa competición.

Bruzón no va a la Olimpiada: jaque mate para Cuba

“(…) Tengo una infección en el colon bastante seria y llevo como 20 días con tratamiento. Ya me había tratado en ocasiones anteriores, por un dolor en el lado derecho del abdomen, pero los diagnósticos no fueron del todo acertados. Quizás influyó la prisa de estos, pues fueron justo antes del comienzo del torneo Capablanca, en mayo pasado”, expresó Bruzón a CubaAhora, el 2 de septiembre.

Sin embargo, la inclusión de Bruzón y el Gran Maestro Yuniesky Quesada —de Villa Clara— en la nómina del equipo de la Universidad de Webster para la temporada 2018-2019, al parecer provocó el desenlace final del culebrón.

En su post de Facebook, Bruzón explica que salió de Cuba el pasado 26 de julio y dejó una carta en la que explica “claramente” sus intenciones.

El ajedrecista dice que salió de la Isla convencido de que deseaba proseguir representando a Cuba en la arena internacional y en la Olimpiada de Batumi de este año.

Jaque mate: Bruzón fuera de preselección nacional

“No dije nunca que no iba a jugar un torneo. No dije nunca que iba a prepararme ni atenderme con ningún médico. Salí con mi pasaporte azul como he hecho durante varios años”, expresa Bruzón.

El tunero dice que no dio explicaciones “a nadie” porque no asistiría a un evento oficial y, por tanto, no utilizó para su salida el pasaporte oficial.

“Siempre he cumplido con mis compromisos como parte del equipo cubano de ajedrez. Mis responsabilidades y mi vida personal es [sic] otra cosa”, escribió en Facebook.

Bruzón cuenta que viajó a Estados Unidos para estudiar en una universidad y “comenzar una nueva etapa de retos y aspiraciones en mi vida personal y profesional, pero siempre con las mejores intenciones de seguir manteniendo mis lazos y jugar por Cuba”.

Pero, al llegar a Estados Unidos, tuvo que ir de urgencia al médico tras comenzar a sufrir dolores y problemas de salud.

Bruzón, en su post, manifiesta dudas. No entiende que los artistas puedan entrar y salir de Cuba y ser tratados a su regreso como “héroes nacionales”, mientras que se aplica con los deportistas otra política distinta.

“¿Hasta cuándo estos dirigentes van a seguir sin darse cuenta de que los verdaderos protagonistas de esta película son los atletas y no ellos?”, cuestiona Bruzón.

Además, el tunero cree que a la Comisión Nacional de Ajedrez le molestó “demasiado” que él dijera que los ajedrecistas llevan 15 años pidiendo internet y no les han escuchado.

He aquí la nota del propio Bruzón, publicada en Facebook:

Leinier Domínguez tampoco está

En abril de 2018 Carlos Rivero, comisionado cubano de ajedrez, declaró a la prensa que el GM Leinier Dominguez pidió no participar en el Torneo Capablanca in Memorian 2018 por tener problemas personales pendientes, y con su ausencia quedaba fuera de la preselección al nacional para la Olimpiada de septiembre, en Batumi, Georgia.

¿Divorcio entre Leinier Domínguez y la Federación Cubana de Ajedrez?

En 2017, el ídolo de Güines, primero en el ranking nacional, solicitó a las autoridades del ajedrez cubano un período de inactividad competitiva en pos de solucionar problemas personales.

En la actualidad, Leinier reside fuera de Cuba y se desempeña como comentarista experto del sitio Chess24.