Es habitual escuchar decir que en el Mundial de Fútbol, cada cuatro años, participan los mejores jugadores del mundo. Lo decimos de corrido, casi sin pensar, pero no es una verdad absoluta. De hecho, es falso, en parte.

En cada cita mundialista extrañamos jugadores excepcionales por diversos motivos. Algunos no llegan aquejados de lesiones, otros se pierden la fiesta porque su equipo no clasificó. A otros los sanciona la FIFA o sus seleccionadores los obvian. Hay muchos ejemplos.

Este año nos sorprende dolorosamente la no presencia en Rusia de varios equipos tradicionales plagados de estrellas. Italia y Holanda son los más llamativos, sin dudas, pero también podemos sumar las selecciones de Chile y Estados Unidos. Jugadores de calidad tienen de sobra como para estar en el mundial, pero no lo lograron.

En Rusia estarán los mejores, pero no todos. Repasemos algunas de las ausencias más notables.

Portería

Jan Oblak: Para muchos uno de los porteros más seguros y sólidos de Europa. Pero Eslovenia no pudo clasificar y el guardameta del Atlético de Madrid descansará en verano y podrá ver “los toros desde la barrera”. No es nada fácil.

Extrañaremos las paradas de Oblak en el Mundial de Rusia 2018

Gianluigi Buffon: Arquero histórico y de una calidad y carácter insuperables. Uno de los jugadores que más extrañaremos en Rusia. Este pudo ser su sexto mundial, algo que ningún jugador ha conseguido jamás, pero el destino no quiso. Inolvidables resultan sus lágrimas cuando Italia quedó fuera del mundial.

Defensa

Dani Alves: Una lesión de último momento privó al lateral brasileño de poder estar en Rusia. Una ausencia que sufrirán los aficionados y Neymar, uno de los que mejor se asocia con Alves dentro y fuera del terreno.

Brasil y Neymar extrañarán al alegre Alves. FOTO: Twitter.

Sergi Roberto: El jugador del Barcelona no es el más listo ni el más brillante, pero juega en cualquier sitio y siempre cumple. Lopetegui lo dejó fuera de la selección y, si España pierde o acusa problemas defensivos, la ausencia de Roberto pudiera ser un punto de crítica para La Roja.

David Alaba: El lateral del Bayern de Múnich no tiene suerte. Sigue sin conocer lo que es una Copa del Mundo. Calidad tiene de sobra, pero… la vida es así.

Giorgio Chiellini: Otro italiano que no veremos en Rusia. Por suerte tampoco lo morderán como en 2014 —recordemos el mordisco famoso de Luis Suárez—, del lobo un pelo. Chiellini se puso tan nervioso cuando Italia quedó fuera que culpó a Pep Guardiola del fracaso. ¡Increíble!

Mediocampo

Chile, y con ella Arturo Vidal, serán de los grandes ausentes en Rusia 2018. FOTO: Getty Images

Arturo Vidal: El chileno es uno de los jugadores que más se disfruta a nivel de selecciones. Su calidad y su carácter lo hacen un jugador que todos quieren tener en su equipo o disfrutar por televisión. Está lesionado, es cierto, pero tampoco Chile pudo llegar a Rusia. Una lástima.

Marco Verratti: El mediocentro del PSG tiene un toque fantástico, pero sobre él pesa la maldición de la no clasificación de Italia. Mala suerte. Quizás para el próximo mundial. ¿Quién sabe?

Adrien Rabiot: Francia tiene un trabuco, ¿quién lo duda? Pero, aún así, Rabiot pudo llegar a integrar el equipo. Pero Deschamps es un técnico con carácter y convencido de lo que quiere… y lo que no. Rabiot no entra en sus planes. El jugador no se ha quedado callado y, refiriéndose al seleccionador, ha dicho: “no tiene ninguna lógica deportiva”.

Emre Can: El 17 de marzo pasado fue un día duro para Can. Cayó lesionado y los partes médicos no fueron buenos. Se perdería el resto de la temporada con el Liverpool y, de paso, la mayor competencia del ciclo: el Mundial. Una pena, aunque su Alemania tiene opciones… muchas.

Radja Nainggolan: Un pura raza. Un jugador que no se achica, que no teme, que siempre va a por todas. Esa es la imagen que deja Nainggolan en quienes le ven jugar. Sin embargo, tales dones no fueron suficientes para el seleccionador de Bélgica. El jugador ya tiene 30 años, es poco probable que asista a otro mundial.

Delanteros

Leroy Sané: El propio jugador admitió que está decepcionado por su exclusión de la lista definitiva de Alemania. Es un jugador extraclase que viene de realizar una temporada en la que el Manchester City de Guardiola quebró varias marcas en la Premier. Merecía mejor suerte. Ojalá Alemania no lo eche en falta. “Naturalmente estoy decepcionado de no estar en el Mundial, pero tengo que aceptar la decisión y lo haré todo para volver más fuerte”, dijo el jugador.

Arjen Robben: No ver al finalista de 2010 será muy triste. Robben es pura magia y su ausencia a su último mundial será puro material para la nostalgia. Lo extrañarán los seguidores de Holanda y todos los amantes del mejor fútbol del mundo.

No es fácil quedarse en tu posible último mundial. Robben lo sabe. FOTO: AP

Alexis Sánchez: Todavía nos preguntamos cómo es posible que Chile, con tan buenos jugadores, no esté en el mundial. Es una verdadera pena. La velocidad endiablada de Sánchez será algo que extrañaremos sobre las canchas rusas.

Christian Pulisic: Un talento natural. Pulisic lo dijo claramente tras la eliminación de su equipo. “Estoy deprimido”. No es para menos, EEUU se queda fuera de un mundial luego de 31 años. El equipo ya era un fijo dentro de los mundiales. Por suerte, Pulisic aún es joven y lo podremos ver quizás en Qatar.

Zlatan Ibrahimovic: Uno de los jugadores más mediáticos se queda sin mundial. El máximo anotador de Suecia no estará en Rusia. Se retiró desde la Euro de 2016 pero sus seguidores creen que todavía tiene combustible de sobra en el tanque. También está en pugna con el seleccionador sueco.

Karim Benzema: El francés no ha tenido una buena temporada y ha estado en el ojo del huracán de la prensa que sigue a la selección francesa por temas extradeportivos. En resumen, tiene mala pinta, mala imagen y en Francia hay pólvora de sobra en el extremo del ataque. De todas maneras, Benzema tiene todavía admiradores y calidad demostrada. Si no, recordemos la Champions: pocos goles, pero importantes.