La Federación Cubana de Béisbol, santa inquisición del pasatiempo nacional, expió de «pecado original» al mítico pelotero pinero Michel Enríquez, uno de los mejores bateadores en la historia de los clásicos del patio, quien decidió contratarse de manera independiente y por esto ha sido castigado con su exclusión de la Serie Nacional.

De nada sirvió la basta trayectoria de Michel, capitán de los equipos Cuba, hombre que rechazó ofertas millonarias, y supo llenar de glorias el uniforme de nuestras cuatro letras, para que los principales directivos del béisbol antillano respetasen la decisión de este pelotero hacer lo que  quisiera con su carrera.

Cómo explica nuestra periodista Mayli Estévez, tanto él como el receptor tunero  Yordanis Alarcón salieron de Cuba a inicios del 2017, el primero rumbo a México, y el segundo rumbo a Italia, con un contrato gestionado de manera personal bajo el brazo. Se fueron convencidos de que otro lo habían hecho antes, ahora y lo harán después, y nada pasaba. Se fueron porque desde sus Comisiones territoriales les dijeron, hagan lo suyo (incluida una mejor remuneración que la de la Serie Nacional) y cuando regresen se incorporan.

VEA TAMBIÉN: Enríquez y Alarcón, lo que se avecina

Ahora ambos atletas junto con el capitalino José Pablo Cuesta podrán incorporarse a sus respectivos equipos a partir del juego 31 de la actual campaña.

Según manifiesta la circular número 15 de la Dirección Nacional de este deporte,  «De acuerdo con la actitud positiva mostrada los jugadores Michel Enríquez (Isla de la Juventud), Yordanis Alarcón (Las Tunas) y José Pablo Cuesta (Industriales) se incorporarán a sus equipos a partir del juego 31 de la actual 57 Serie Nacional de Béisbol. Se adoptó la decisión de acuerdo a que han mantenido una buena conducta y se han estado preparando para jugar la recta final de la fase clasificatoria».

¿Buena conducta..? Al parecer a los tres se les otorgó el indulto para salir de la prisión.

La nota continúa: «A partir de peticiones de los directores de los equipos Isla de la Juventud, Las Tunas e Industriales de incorpóralos a sus nóminas se evaluó tal posibilidad tras ser sancionados por violar el reglamento del evento. Los atletas mencionados violaron el artículo 10 inciso E al no cumplir los compromisos contractuales firmados, ya que se contrataron en el extranjero sin la aprobación de la Federación Cubana de Béisbol lo que constituye una falta grave».

En fin… ciertamente no queda claro porqué esta es la llamada «pelota libre»