Por : Lisset Ricardo, Jit.cu

El triunfo de Nivaldo Díaz y Sergio González hoy en la cuarta parada en Langkawi, en Malasia, fue el retorno victorioso de Cuba al Circuito Mundial de voleibol de playa que recuerda los tiempos de mayor esplendor de la isla en este deporte.

La dupla caribeña, quinta en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, superó a la de Austria integrada por Peter Eglseer y Florian Schnetzer con marcadores de 21-17 y 21-18 para sumar su cuarto éxito consecutivo en esta fase de categoría Estrella Uno.

«Sabía que mis muchachos podían realizar un buen desempeño a pesar de ser su debut y este triunfo es como un homenaje a la primera medalla dorada que Cuba alcanzó hace 22 años en estos circuitos del orbe, precisamente en el masculino”, manifestó el exjugador y entrenador principal Leonides Regüeiferos a punto de emprender viaje a China.

Antes de la gran final de este domingo, el binomio isleño -46 en el ranking universal- dejó tendidos en este orden a los estadounidenses  David McKienzie-Andrew Dentler  2-0  (21-16, 21-15); en cuartos de finales a los españoles Raúl Mesa- Christian García en dos tramos de 21-18 y en semifinales a los estonianos  Kusti Nolvak- Mart Tiisaar en tres disputados parciales (19-21, 21-13, 15-13).

Nivaldo (23 años de edad y dos metros de estatura) y Sergio (26 y 192 centímetros) mostraron una gran seguridad, pues esta manga se realizó por el nuevo formato de eliminación sencilla, o sea que en la primera derrota quedaban fuera.

Ese juego sólido que han conseguido estos dos jugadores es el fruto de mucho empeño en el circuito NORCECA, en el cual suman varias medallas desde que Leonides decidió unirlos; luego conquistaron el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz  y el bronce en los Panamericanos de Toronto 2015.

Ese año por vez primera fueron al Campeonato Mundial y concluyeron novenos, siguieron destacándose en las competencias de NORCECA, clasificaron para Río de Janeiro 2016, donde fueron en este deporte una sensación.

Además de esta fase en Malasia, el proyecto de este dúo es estar presente el fin de semana próximo en el de la ciudad china de Xiamen con calificación de tres Estrellas e incluye otros dos compromisos en Suiza y Brasil.

Además intervendrán en paradas de la NORCECA, entre ellas las dos con sede en Varadero en julio y noviembre próximo.

Cuba participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 cuando esta disciplina se incluyó en el programa como exhibición y cuatro años más tarde Francis Álvarez Cutiño y Juan José Milanés fueron séptimos en Atlanta 1996 e igual la isla estuvo presente con parejas femeninas y masculinas en las citas de Sydney 2000, Atenas 2004 y Beijing 2008, época en la que asistieron a esos tres juegos Tamara Larrea-Dalixia Fernández, y junto a Milagros Crespo e Imada Estévez en la capital china, todos clasificados por sus actuaciones precisamente en los circuitos mundiales.