Este viernes ha sido jornada de lujo para la pequeña comitiva de atletas cubanos que participa en el Campeonato Mundial de Atletismo Bajo Techo, con sede en la ciudad inglesa de Birmingham, al conseguir una medalla de oro y una de bronce en las pruebas de salto largo (M) y pentatlón (F).

El salto largo masculino fue dominado por el joven de 19 años Juan Miguel Echevarría, quien se estiró hasta los 8.46 metros para ceñirse la corona de la especialidad con el mejor salto de su vida —y de la temporada— y aventajar al sudafricano Luvo Manyonga (8.44) y el estadounidense Marquis Dendy (8.42).

Juan Miguel Echevarría, durante la competencia de salto largo en Birmingham. FOTO: Michael Steele / Getty Images.

Sin duda alguna la competencia de salto largo debe ser una de las joyas para recordar de este Campeonato Mundial Bajo Techo, una lid disputada hasta el último salto y que Echevarría aseguró en su quinto intento.

Para tener una idea, en la segunda ronda el cubano saltó 8.28 y tomó el liderato; en la tercera Manyonga marcó 8.33; en la cuarta Echevarría se estiró hasta los 8.36 y Manyonga ripostó con un 8.42 que parecía lapidario; pero en su quinto salto Echevarría consiguió el 8.46 que lo catapultó a la cima de la tabla.

El otro cubano que incursionó en la competencia de salto largo fue Maykel Massó, quien saltó apenas 7.71 metros en su primer intento y se retiró lesionado, para culminar en el puesto 13 de la tabla general.

Por su parte, Yorgelis Rodríguez se llevó la medalla de bronce en el pentatlón con puntuación final de 4637, antecedida por la inglesa Katarina Jhonson-Thompson (4750) y la austriaca Ivona Dadic (4700).

Aunque Yorgelis tuvo una competencia muy estable en las últimas cuatro pruebas, tuvo un inicio débil en los 60 metros con vallas, evento en el que terminó decima 1002 puntos al detener el cronómetro 8.57 segundos.

Con un tiro de 14.15 metros Yorgelis Dominó la prueba de la impulsión de la bala del pentatlón. FOTO: IAAF.

Tras ese inicio, la cubana culminó segunda en salto alto con marca de 1.88 metros y 1080 puntos; dominó la impulsión de la bala al enviar el implemento a 14.15 metros (804 puntos); quedó tercera en salto largo al estirarse hasta los 6.15 metros (896 puntos) y fue segunda en la prueba de los 800 metros planos al acumular 855 puntos con crono de 2:17.70 —lo mejor del año para ella.

Yorgelis había llegado a los 800 metros con el mejor registro personal de las 12 atletas en competencia con (2:10.48), pero no pudo acercarse a su mejor registro y fue superada por la británica Jhonson-Thompson, quien también consiguió su mejor marca del año al parar los relojes en 2:16.63.

Con estos resultados de hoy viernes, ya Cuba mejora su anterior presentación en Campeonatos Mundiales bajo techo, cuando en la cita de Portland 2016 nuestra delegación se fue sin medallas.