Cuba ya tiene otra inmortal del deporte de la malla alta: Mirka Francia se convirtió en la cuarta Morena del Caribe en ser exaltada al Salón de la Fama del Voleibol Internacional, junto a sus compatriotas Magalys Carvajal, Mireya Luis y Regla Torres, y el inolvidable entrenador Eugenio George.

Francia fue integrante de aquella mítica generación de formidables voleibolistas cubanas que se ganaron el sobrenombre histórico de Morenas del Caribe, y que durante la década del 90 tocaron la gloria de este deporte.

Su abultada hoja de triunfos ostenta las coronas olímpicas de Atlanta 96 y Sidney 2000, además de los mundiales de 1994 y 1998. Además de dos medallas de oro en Grand Prix, sumó cinco títulos en los torneos Norceca y los de los Juegos Panamericanos de La Habana 1991 y Mar del Plata 1995.

Mirka Francia. Foto: The Mag

Quizá su nombre no sea de los más recordados, debido a que Mirka desarrolló gran parte de su carrera exitosa fuera de Cuba, al redondear un amplio palmarés con su participación en clubes de Italia y Turquía.

Después de que se detuvieron los contratos para atletas cubanos en Italia, ella permaneció en ese país, y consolidó una impresionante trayectoria. En sus vitrinas figuran, entre otros galardones, varias ligas en Italia, así como dos títulos en la Champions (2006 y 2008) y dos Copas de Europa en 2005 y 2007.

Mireya Luis… «Nacida para ser líder»

Un templo con dioses cubanos

No es casualidad que Cuba, uno de los referentes mundiales del voleibol, tenga exaltados, además de Francia, a las tricampeonas olímpicas Mireya Luis (2004) y Regla Torres (2001), estrellas de los conjuntos que encadenaron los éxitos de Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Sídney 2000, y a Magaly Carvajal (2011), quien se tituló en las dos primeras ocasiones.

Tampoco podía faltar el mejor entrenador de equipos femeninos del siglo XX, el ya fallecido Eugenio George, inmortalizado en 2005. Cuba tiene, además de George, en Regla Torres a la mejor jugadora del siglo XX.

El Salón de la Fama tiene su sede en Holyoke, Massachusetts, Estados Unidos, y desde 1985 homenajea a los grandes jugadores que dejaron huella. En total, tiene 146 miembros de 24 países.

En esta ocasión también fueron promovidos el entrenador búlgaro Vasil Simov; Valentina Ogienko (Rusia), Boris Gyuderov (Bulgaria) y Josef Tesar (República Checa), de la modalidad de sala, junto a Zé Marco de Melo (Brasil-voleibol de playa).