El parkour, esa disciplina espectacular que pone a prueba los límites del cuerpo humano, también se practica en Cuba.

Esta actividad física precisa de un entrenamiento y mejora continuados para alcanzar su dominio y requiere de fuerza, velocidad, agilidad y mucha coordinación.

Se está popularizando con gran rapidez en la Mayor de Las Antillas, y al igual que en el resto del mundo, más que un deporte, se ha convertido en una forma de vida.

Tal notoriedad se viene evidenciando cada vez más en las calles cubanas, y el Gran Encuentro Parkour Visions, que tuvo lugar en La Habana Vieja tiempo atrás, fue una gran muestra de esto. Con participantes que se contaban por decenas y otros tantos espectadores, este evento deportivo independiente hizo gala de masividad y organización.

La esencia del parkour consiste en moverse por todo tipo de escenarios urbanos y naturales, superando cualquier tipo de obstáculo en el camino. En todo caso, el trazador debe hacerlo de manera rápida, eficaz y estética, utilizando únicamente tu propio cuerpo. Para iniciarse, tan solo se precisa de un calzado cómodo y ropa adecuada que facilite la movilidad.

Practicantes de parkour en Cuba
Marcel Villa Practicantes de parkour en Cuba

Trazador es cómo se le denomina a los practicantes de este deporte, en referencia al acto de trazar o hacer un recorrido. Uno de ellos es Ernesto Rodríguez, principal organizador del evento, quien nos habla con alegría sobre él éxito de éste.

“Pudimos reunir a los atletas dispersos en La Habana y todos pudieron aprender y entrenar en colectivo, que es mucho mejor que entrenar de forma individual. Además, es una manera de dejar constancia de que aquí en Cuba se ama el Parkour”, dice.

El Gran Encuentro Parkour Visions, además de aglutinar a los trazadores dispersos en la ciudad, incluyó varias competencias que fueron desde el salto de longitud sin impulso hasta carreras de velocidad con obstáculos. Según los trazadores cubanos, la principal dificultad con la que tienen que lidiar es que no existen terrenos especializados, lo cual los obliga a elegir locaciones urbanas y naturales que no siempre son las más adecuadas, y de las cuales, incluso, pueden ser expulsados en ocasiones.

“Faltan gimnasios, condiciones, tenemos que ir a las calles; ahora mismo estamos haciendo una competencia aquí donde el suelo tiene gravilla y si caes, te raspas seguro”, explica Ariel Jorge Socorro, participante del evento e integrante del equipo Overway.

“Overway surge en 2017 por un par de chamacos en la secundaria que no tenían nada que hacer, vimos la película de Sector 13 y nos empezó a interesar, pero la era dorada de aprendizaje empezó con la llegada de internet, cuando pudimos ver atletas extranjeros y organizarnos entre nosotros”, nos cuenta Arturo Pérez, otro de los miembros del equipo.

Existen pocos deportes donde el riesgo de lesión sea mayor. “Ser y Durar”, Ernesto me hace énfasis en este lema; algo que implica que el trazador no debe asumir riesgos innecesarios, y que debe mantener un entrenamiento constante para no dañar su integridad física. Al mismo tiempo, Ernesto afirma que “si no te lesionas es que no te estás entregando lo suficiente”.

Practicantes de parkour en Cuba
Marcel Villa Overway

“Me hice un esguince de grado dos con rotura parcial de los tendones del tobillo, demoré varios meses en recuperarme. Estaba practicando salto con mortal de frente con altura. Salté dos metros desde el techo de las gradas de un estadio de pelota, hice el mortal y caí, pero uno de los pies no me cayó en la posición correcta y se me torció. Me quedó una pequeña deformación en el pie, pero no me impide practicar el deporte”, nos cuenta al preguntarle por la lesión más grave que ha sufrido.

Arturo, por otro lado, nos explica que cualquiera se puede lastimar, ya que se trata de una práctica arriesgada, pero que también “hay muchos que se lesionan por confiados”.

“Hay personas que entrenan a lo loco, no meditan un salto, no le dan preparación. Si hay un salto con altura que implica riesgo se supone que lo practiques unas veinte veces en el piso antes de realizarlo. Tenemos un método que se llama safe learning, que se basa en que un compañero esté siempre junto a ti para atraparte en caso de caída”, añade.

En el imaginario colectivo, sobre todo en el de los adultos y personas mayores, se suele ver a los trazadores como vándalos o mataperros. A esto contribuye el desconocimiento que predomina en la sociedad sobre este deporte, aún no reconocido por el INDER, pero también es otra consecuencia de la inexistencia de locales y terrenos especializados.

“El parkour no es para meterse en problemas, hay muchachos que se meten a instituciones y es normal que los regañen”, nos dice Ernesto.

“Lo que más me atrae es la adrenalina y la libertad, y que es muy simple: solo necesitas un par de zapatos cómodos y el mundo se vuelve tu campo de entrenamiento”, afirma Carlos Enrique Harewood, uno de los trazadores cubanos más antiguos, activo desde el 2012, cofundador de la independiente Federación Cubana de Parkour, reconocida por la Federación Mundial de Parkour.

Practicantes de parkour en Cuba
Marcel Villa Parkour en Cuba

“Esta vez la iniciativa fue de Ernesto, uno de los atletas más serios y dedicados que hay en la actualidad. Me invitó a organizar la parte competitiva y ayudarlo en general con la organización”, explica Enrique en relación con el Gran Encuentro Parkour Visions.

Los altos precios de los zapatos en Cuba es otra de las dificultades con las que tienen que lidiar los trazadores cubanos, ya que el parkour acorta bastante la vida del calzado. No obstante, para ellos, son abundantes los beneficios, los cuales van más allá de disfrutar de la adrenalina.

“Más que un deporte es un estilo de vida, y no tienes que alcanzar un nivel profesional para sentirte bien contigo mismo. Desde que estoy entrenando siento que me muevo mejor”, nos dice Ariel emocionado.

A pesar de los obstáculos, la incomprensión y lo difícil del contexto, el movimiento cubano de parkour avanza a pura voluntad de sus trazadores. La mayoría confiesa que verían de manera favorable alguna atención por parte del INDER: un reconocimiento oficial del deporte sería un buen comienzo.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.