Dos duras derrotas acumularon los boxeadores cubanos el fin de semana en una de las veladas boxísticas más importantes del año. ¿Qué implican las caídas de Yordenis Ugás y Yuriorkis Gamboa para sus carreras? ¿Cuáles fueron las claves de sus derrotas? ¿Tendrán más oportunidades de combates importantes los antillanos?

En un AT&T Stadium totalmente, con un ritmo de pelea arrollador, Errol Spence Jr. se impuso a Ugás para agenciarse tres de los cuatro títulos mundiales de la división de los pesos welter (147 lbs). En la misma velada, Yuriorkis Gamboa cayó ante Pitbull Cruz, víctima de una pegada demoledora del mexicano.

Este es el análisis poscombate de la gran noche de pugilismo que no terminó como se esperaba para Cuba.

Spence superó a Ugás de manera contundente: ¿habrá otra oportunidad para el cubano de pelear por un título?

Existían ciertas dudas sobre el estado en que se presentaría el estadounidense, tras una inactividad de año y medio. A pesar de ello, “The Truth” fue superior en todo momento a su rival de turno, mostrando un boxeo de altos quilates que hace pensar que sigue estando en la élite del pugilismo profesional.

La pelea comenzó bastante pareja, pues, aunque Spence siempre se mostró más activo, Ugás se veía bastante efectivo utilizando el contraataque desde la larga distancia. Ambos boxeadores mostraban sus armas y la pelea prometía ser disputada hasta el final.

Pero con la llegada del cuarto asalto Spence comenzó a inclinar la balanza a su favor. Fue a través de un gancho que impactó en el ojo derecho del santiaguero, lo que le provocó la inflamación de este y afectando su visión por el resto del combate.

A pesar de ello Ugás, continuó insistiendo y en el sexto round aprovechó un momento de desconcentración de su rival para conectarle una buena combinación que puso en problemas al norteño. Pero lejos de amedrentarse, Spence volvió a la carga y siguió castigando el ojo derecho de Ugás, que con el paso del tiempo se cerraba más.

Con el paso de los asaltos, Spence cada vez se mostraba más dominador, llevando la pelea a la corta distancia en donde sacaba ventaja con sus ganchos y uppercuts ante un Ugás que cada vez mas se iba quedando sin gasolina. El fin del combate parecía cerca, pero la esquina del cubano se negaba a detener la pelea.

Fue en el décimo asalto cuando las acciones se definieron, luego de que Ugás fuera revisado por el médico por segunda vez. Tras inspeccionar el estado del ojo, el galeno determinó que la pelea no continuara, decretando el triunfo para Spence por la vía del nocturno técnico.

Para Ugás esta derrota constituye un duro golpe de cara al futuro, pues el descalabro, sumado a su edad, hacen dudar de si tendrá otra oportunidad de esta categoría. Por otra parte, Spence apunta a enfrentar a Terrece Crawford por la unificación definitiva de la división en lo que promete ser otro megacombate.

Gamboa cae noqueado ante Isaac Cruz

Dentro de la misma cartelera, Yuriorkis Gamboa cruzó guantes con Isaac Cruz como parte de la pelea semiestelar de la noche. El guantanamero mostró un nivel distante al exhibido en sus días de gloria y también fue noqueado por su rival de turno.

Gamboa salió a mostrar el mismo boxeo que lo hizo triunfar, pero con 40 años de edad, claramente, el físico no es el mismo. Su capacidad de reacción ya no es lo que era antes y eso sumado a una mandíbula que siempre ha sido débil, no presagiaba nada bueno ante un rival con una pegada demoledora.

Cada ataque de Cruz era un peligro constante y la sombra del novato estuvo presente desde la campanada inicial. Gamboa intentaba mantenerse y repostar, pero era claro que no tenía con qué hacerle frente al mexicano.

Con cada asalto que pasaba, Gamboa era enviado a la lona una y otra vez, lo cual hace pensar que quizás su esquina debió detener las acciones. El colofón llegó en el quinto episodio en el que el “Ciclón” fue derribado una vez más y el referee decidió detener las acciones, desatando la alegría de la fanaticada mexicana presente en el recinto.

Muchas expectativas se habían creado con la presencia de Gamboa, sin embargo, su desempeño sobre el ring deja claro que quizás un retiro a tiempo sea la decisión más sensata. Un boxeador envejecido y con poca capacidad de resistir los ataques rivales es una mala combinación sin dudas y Gamboa debe tomar eso en cuenta parar colgar los guantes a tiempo.

Se trató de una velada atractiva, en la que mucho se esperaba de los púgiles cubanos. Tanto Gamboa como Ugás dieron lo mejor de sí, sin embargo, no fue suficiente por lo que resta esperar si alguno de ellos podrá protagonizar algún otro momento importante o si la atención deberá centrarse en las jóvenes figuras.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.