Las firmas de Strasburg, Cole y Rendon calentaron recientemente el mercado de agentes libres de Grandes Ligas, que aún sigue frío para los cubanos pese a los contratos de José Dariel Abreu y Yasmany Grandal. Si contamos a los nacidos en la Isla y aquellos de orígen cubano, todavía quedan varios que buscan nuevo hogar para la venidera campaña, entre ellos el mediático pelotero Yasiel Puig.

El conocido Caballo Loco es una opción interesante y polémica para los conjuntos que quieren fortalecer sus nóminas, debido a la mezcla de su contrastada calidad y un carácter explosivo y polémico a la vez.

En una temporada baja muy movida por obra y gracia de Scott Boras, muchos se preguntan a dónde irá Puig y cuánto devengará un jardinero de buen guante y fildeo, y con un bate probado, incluso, en dos ediciones de la Serie Mundial.

Veamos qué dicen algunos expertos, pero de antemano lanzamos un adelanto: no sería descabellado que se una a varios compatriotas suyos en un equipo de la Liga Americana. Adivinen cuál.

¿A dónde irá Yasiel Puig?

42 millones de dólares por siete temporadas, ese fue el primer contrato de Puig con los Dodgers, cuando todavía era un prospecto, allá por 2012. Entonces era visto como un jugador de cinco herramientas y provocó un impacto singular desde su debut, al desatar un fanatismo incontenible.

Hasta la fecha, el cubano ha ganado más de 51 millones de dólares desde su firma como profesional, incluido un bono de 12 millones. Su salario más alto para una temporada es esta que terminó, con 9,7 millones.

“Quiero buscar un equipo que tenga la oportunidad de ir a los playoffs. No quiero irme a mi casa en septiembre, como esta vez”, ha dicho Puig.

Esta petición, obviamente, podría ser una condicionante que marque su firma y el monto de dinero que recibirá en tiempos venideros. Se habla de que el contrato estaría en el orden de los 15 millones por temporadas. 

Algunas estimaciones dan una posible firma de tres temporadas, como el sitio FanGraphs, que habla de 39 millones, lo que cual daría un promedio de 13 por año, y lo coloca entre el top de los 20 agentes libres.

Pero visto su rendimiento hasta este momento, su experiencia en postemporada con buenas actuaciones y la temporada recién concluida – bateó 24 jonrones e impulsó a 84 hombres para el plato, récord personal en este apartado-, es problable que llegue a un acuerdo mayor, que lo mantenga en un conjunto hasta casi mediados de sus 30 (tiene ya 29).

Los Indios de Cleveland, donde terminó 2019, no parecen ser los indicados para entregarle ese contrato que busca el cubano.

“No parece probable que los Indios busquen ofrecer un contrato a Puig, al menos inicialmente, debido que muy seguramente su salario será del orden de los 15 millones anuales y la organización solo consideraría pagar dicha suma en un contrato a corto plazo, lo cuál muy seguramente no será del interés del cubano”, explicaba el periodista Miguel Bonilla.

Otros hablan de que Puig pudiera ser una adquisición atractiva para un conocido “enemigo” de su antiguo equipo, los Dodgers. Hablamos de los Gigantes de San Francisco.

“Es lógico que sus números bajen un poco jugando en el Oracle Park durante la mitad del año, pero un nidel de producción similar, junto a su destreza defensiva, les daría a los Gigantes un outfield muy fuerte”, afirma Nick San Miguel.

Mientras, MLB Trade Rumors ve a Puig en los Tigres de Detroit,  al tiempo que Austin Reimann sitúa al jardinero en los Rays de Tampa. Una muestra del interés que despierta Puig para quienes necesitan dar fortaleza a sus jardines, toda vez que en ese sector del terreno no están las grandes opciones del invierno pasado, como fueron Harper o Machado.

 ¿Liga Nacional o Liga Americana?

Hay otros análisis interesante, como el del sitio believelandball.com, que cierra el círculo a dos posibles destinos para Caballo Loco: White Sox y Arizona. Después de descartar a los otros conjuntos, Chris O’Reilly se queda con estas dos novenas.

“Si los Diamondbacks creen que pueden ser contendientes -deberían creerlo después de esta temporada-, entonces Puig debería estar dentro de sus obejtivos este invierno”, opina O’Reilly sobre un conjunto que ganó 85 desafíos en 2019, gracias a varias piezas secundarias. Además, cuentan con cierta flexibilidad en su masa salarial, como para ir a por Puig.

Si embargo, su última elección, de concretarse, sería muy interesante para los fanáticos cubanos. Una llegada de Puig a White Sox, donde ya militan tres cubanos y la posible subida al primer equipo de otro –Luis Robert Moirán-, haría las delicias de la afición cubana, dentro y fuera de la Isla.

ChiSox está en un proceso de reconstrucción, pero la firmas de Grandal, la extensión de Abreu, la consolidación de Yoan Moncada y Eloy Jiménez, dan solidez a su nómina. Como su mayor talento está en el cuadro, con la excepción de Jimenez, incorporar a Yasiel -probado defensor y buen madero-, sería una interesante movida, toda vez que los principales peces gordos del mercado ya están fuera del radar.

Imaginen, además, si Chicago termina de promover a Moirán, el mejor jugador de las Menores en 2019. Entre las diferentes organizaciones, el cubano pegó 32 cuadranguares, impulsó 92 carreras y además, se robó 36 bases en 122 juegos.

Si Caballo Loco se va a Chicago con sus compatriotas, definitivamente, se despertaría una atracción sin precedentes hacia un equipo donde ya militaron estrellas de la Isla como José Ariel Contreras y Alexei Ramírez.

Parece que a la novela de Puig le quedan muchos capítulos por escribir todavía. 

Cubanos en la agencia libre

Pito Abreu y Yasmany Grandal no duraron mucho en la agencia libre. Ambos firmaron con Chicago White Sox, novena que aumentó así la presencia cubana en sus filas.

El primera base aceptó una oferta de 50 millones por tres años para quedarse con ChiSox, y permanecer en el único hogar que ha conocido desde su debut en MLB. Mientras, Yasmany Grandal hizo honor a su condición de receptor cotizado y se incorporó con un pacto de 4 años y 73 millones, el más alto en la historia de esa franquicia.

Recientemente, el cubanoamericano Alex Avila acordó con los Minnesota Twins por un año y la suma de 4,25 millones, en una temporada muerta con mucho movimiento para los receptores, que han sido objeto de alta demanda.

Además de Yasiel Puig, esto deja todavía en la agencia libre a los conocidos Yonder Alonso, Adeiny Hechavarría, José Iglesias, Gio González, Sean Rodríguez y Guillermo Heredia.