El boxeador cubano Robeisy Ramírez anunció su regreso a los cuadriláteros, según reseñan esta mañana diferentes medios de prensa .

El púgil formará parte de una cartelera que llegará por la pantalla de ESPN+ desde California, donde el cubano enfrentará al mexicano Fernando Ibarra de Anda.

En agosto Ramírez cayó por deicisión dividida en su debut profesional ante Adan González, en pelea donde sufrió un conteo de protección en el primer round y aunque mejoró su performance no pudo convencer a los jueces.

Según la información que reseña El Nuevo Herald, esta segunda presentación será a seis asaltos y el antillano va con una perspectiva diferente y la humildad para entender la necesidad de cambios en su boxeo.

También tendrá a un nuevo entrenador, el caso de Ismael Salas, con quien lleva algunas semanas trabajando en la ciudad de Las Vegas, estado de Nevada.

«Salas es una institución, conocía su historia, los campeones que ha formado en varias partes del mundo. El trabajó con grandes boxeadores cubanos y es un orgullo que me haya aceptado en su academia», señaló el cienfueguero en sus declaraciones a ESPN, reseñadas en el Herald.

Durante su carrera como amateur Ramírez conquistó, hasta 2016, la friolera de 11 medallas de oro, incluyendo dos títulos olímpicos (2012 y 2016), un Campeonato Mundial Juvenil en 2010 y el título de los Centroamericanos de 2014.

Al momento de abandonar la concentración del equipo cubano de boxeo en la ciudad mexicana de Aguascalientes, se desató una búsqueda intensa por parte de las autoridades, por un pleito judicial pendiente en la isla.

La causa fue que «dejó una pena de tres años referente a una acusación previa por haber golpeado a una persona, causando severas lesiones en su rostro, principalmente, lo cual provocó que se le condenara a tres años de arresto domiciliario, con los pertinentes privilegios de ser un atleta de elite», refiere ESPN.