Por: Lilian Cid Escalona / Deporcuba

Santiago Antúnez no necesita demasiada presentación. En el planeta “atlético” es un hombre conocido por sus resultados como preparador de vallistas cortos. Reconocido, también, como motor impulsor de la llamada Escuela cubana de vallas; esa que logró insertar atletas en la élite mundial.

Y es que los cubanos, corriendo con sello propio, conquistaron el mundo con su cadencia y ganaron, en los últimos 20 años, preseas a todos los niveles incluyendo un par de títulos olímpicos y la consecución del récord mundial. Logros que lo llevaron, al profesor Santiago Antúnez, a ser reconocido por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) como el Mejor entrenador del mundo en el año 2010.

Antúnez, con más de tres décadas dedicadas a cuestiones del campo y pista, se retiró oficialmente de sus funciones como entrenador en la Selección Nacional de Atletismo en el año 2012. Al concluir los Juegos Olímpicos de Londres se acogió a la jubilación. Sin embargo, no se alejó de las pistas y ha puesto sus conocimientos al servicio del atletismo brasileño e italiano. Desde el país europeo, donde se desempeña actualmente, accedió a conversar con Deporcuba. Una plática en la que no faltó su valoración sobre el estado actual de su prueba fetiche así como el criterio, franco, de lo que a su juicio podemos esperar del regreso competitivo de Dayron Robles.

En estos tiempos, donde Estados Unidos no tiene un gran hombre, se habla de Mcleod, de Ortega, de Pozzi y también de Shubenkov como favoritos para la prueba de los 110 metros con vallas. ¿Cómo lo ve usted?

La verdad es que no se entiende cómo los dueños de esa especialidad (los Estados Unidos) no tengan atletas en la élite, asimismo sucede con Inglaterra. De acuerdo a mi experiencia, hay una crisis de calidad pues solo hay un atleta de buenos resultados en cada carrera y es el jamaicano Mcleod; el resto corre bien hoy y mañana decepciona. Por ejemplo, los franceses (Martinot-Lagarde y compañía) me han decepcionado, yo pensaban que iban a dominar el mundo y acabar de perfeccionarse técnicamente, pero en las competencias importantes cometen muchos errores y eso les impide hacer buenas marcas.

Entre las damas todo se ve distinto y el dominio de Estados Unidos no parece correr peligro alguno. ¿Lo cree así?

Estados Unidos dominará los 100 metros con vallas para mujeres. Hasta hoy no se ve otro país con posibilidad de ganarles.

En Cuba, con O´Farril, Iribarne,…¿Goza de buena salud la especialidad?

Los 110 metros con vallas siempre fue una prueba que en Cuba tenía mucho potencial. Creo que eso se mantiene porque los atletas están y tienen futuro por su juventud; un Yordan O’Farril en plenitud de facultades y un Iribarne que tiene mucho más potencial que Dayron, sin embargo, entiendo que no han progresado como deberían. Según mi punto de vista no han mejorado mucho, principalmente Iribarne que ya debía – por sus dotes físicos naturales – estar en la cúspide del evento. Sin ánimos de herir a nadie creo que han cambiado uno de los aspectos que dio resultados a la escuela cubana de vallas y es la unión de los atletas juveniles y mayores. Al contrario de los demás países, los cubanos entrenaban juntos y así podían ayudarse para mejorar. Ahora – según conozco- se han separado por categorías. No sé, pero si ya estaba creada una escuela con resultados,¿por qué no mantener esa filosofía de trabajo? . No lo digo porque se haya cambiado mi método de trabajo; lo digo porque es innegable que Cuba ha bajado el nivel.

Robles está de vuelta. ¿Cómo cataloga su regreso a las pistas y hasta donde le augura que puede llegar?

Dayron puede llegar hasta dónde él se proponga. De momento lo está haciendo bien porque ha logrado retornar a la pista, pero debe mejorar.

Su físico o su mente, ¿cuál es el aspecto que su ex pupilo debe potenciar en estos momentos?

En estos momentos tiene que trabajar por mejorarlo todo. Tiene que estar listo para aguantar altas intensidades y competir al más alto nivel.

El 7 de septiembre de 2012 el estadounidense Arries Merrit corrió los 110 metros con vallas en 12.80 segundos para destrozar el récord del mundo (12.87) que desde 2007 había estado en manos del cubano Dayron Robles.

¿Le parece que el actual récord del mundo perdurará?

Creo que durará un buen tiempo pues para mí los dos atletas con condiciones sobradas para hacerlo eran Liu Xiang y Dayron Robles. No vi, ni veo a otro atleta que pudiera acercarse a aquellos 12.87 segundos.

Lo de Merrit (Arries Merrit), ese 12.80 segundos ,es fenomenal. No pensé, -ni pienso- que fuera posible que este atleta lograra ese tiempo. Con todo el respeto, él no fue nunca de los de mayor nivel, pero el deporte es así y hay que aceptarlo, aunque llevemos la espinita de la duda clavada.

Son tiempos convulsos por el asunto del dopaje. El atletismo vive entre constantes revelaciones de este tipo, aunque las vallas no se incluyen entre los eventos de mayor incidencia. ¿Considera que también le toca de cerca este asunto?

Como entrenador uno sabe lo que un atleta puede hacer por sus dotes y progresión cada año. Sabe si puede romper un récord o ser campeón Olímpico y Mundial. Luego de 35 años dedicado al atletismo he visto casos que me han sorprendido con sus resultados, sobre todo porque han salido de la nada. Este asunto me ha hecho sentir mal, porque ha habido grandes saltos de resultados en atletas mediocres que han afectados a mis atletas pero nada, al final creo que estas cosas nos hicieron más fuertes, y supimos elevar nuestra calidad para estar en planos estelares.

Profesor de atletas con títulos mundiales y olímpicos, también bajo su égida se ha logrado superar el récord del mundo. ¿Le queda algún sueño por cumplir a Santiago Antúnez?

No pude tener a tres cubanos en una final olímpica o mundial. Llegamos a tener dos, pero quise situar un tercero y no pude. Solo Estados Unidos y Gran Bretaña lo han hecho, yo estuve bastante cerca en Atlanta 1996 con Emilio Valle, Eric Battle y Anier Garcia, pero este último tuvo una molestia en las semifinales y no pudimos lograrlo.

Para Usted: Los tres mejores vallistas de la historia

No puedo decir tres, sería injusto. Para mí los mejores han sido Allen Johnson, Dayron Robles, LiuXiang, Nehemiah (Renaldo), Foster (Greg), Anier García y el francés Doucouré (Ladji)

¿Anier o Dayron?

No puedo decir quién es superior porque cada uno tienen una historia respetable. Los dos se asemejan mucho en su potencia técnica. Dayron fue campeón Olímpico, Mundial bajo techo y recordista del mundo. Anier hizo otro tanto y logró dos medallas olímpicas, cosa que muy pocos han podido hacer en un evento como este. Por eso hay que destacar a otro cubano, a Alejandro Casañas que ganó dos preseas de plata en Juegos Olímpicos y es una gran tarea; cosa que muchos grandes de esta prueba no lo pudieron conseguir.

El mejor momento de su vida deportiva

Todos esos años de logros. Desde 1986 con el primer campeonato mundial juvenil cuando el mundo empieza a reconocer a Cuba como una escuela de vallas por todos los resultados obtenidos y también por los atletas, que corren con la elegancia de la música cubana.

¿El próximo campeón mundial?

Por la estabilidad de sus resultados, creo que será el jamaicano Omar McLeod.

El profesor Santiago Antúnez actualmente trabaja Formia, en el prestigioso Centro de preparación olímpica localizado en la ciudad italiana. Altamente reconocido por haber sido cuna de los mayores logros de Sergei Bubka y parte importante en las conquistas de Yelena Isinbayeva. Allí Antúnez hace estancia, con la meta de insertar italianos en el panorama mundial de las vallas cortas.

A propósito de su experiencia extrafronteras. ¿Qué lecciones le ha dejado?

En Brasil y lo que he visto hasta ahora en Italia es buen talento y muy buenas instalaciones pero la fuerza técnica en edades tempranas es pésima y los errores les imposibilitan en muchas ocasiones el llegar a tener buenos resultados.

¿En qué difieren estos atletas de los cubanos?

En el pensamiento, en el sacrificio y en el deseo de vencer. La voluntad nuestros atletas es superior a la de cualquiera en el mundo.

¿Por qué decide retirarse del atletismo cubano?

Presenté mi jubilación en el 2010 por problemas con el comisionado nacional pero el presidente del INDER me pidió seguir hasta la olimpiada del 2012. Para mí era imposible entender algunas cuestiones que se estaban realizando en el atletismo como por ejemplo el poner a alguien a dirigir un deporte tan complejo como el atletismo sin tener mucha experiencia. Creo que desde el año 1997, el atletismo lo dirigen personas que no son las más idóneas para ello. Con la excepción de Eduardo Pérez Caballero, que dirigió el atletismo entre el 2000 y el 2005 y lo hizo con mucha inteligencia.

Por ejemplo, hubo una política incorrecta con la que se sacaron a muchas personas de sus responsabilidades con la justificación de poner gente nueva y el deporte sufrió eso, en especial el atletismo de donde salieron entrenadores de vasta experiencia y grandes resultados como: Julio Bécquer, Guillermo de la Torre, Miquel Bernal, Irolán Echavarría y muchos otros. Se cerró la base de Santiago de Cuba y la base nacional de Villa Clara, una estrategia que se había puesto en marcha para desarrollar el atletismo y de la que surgieron figuras como Iván Pedroso, Anier García, Virgen Benavides, Iván García y otros.

Yo lo planteé muchas veces, dije a diferentes niveles que esas acciones llevarían a la disminución de los resultados y mira, así fue. Claro, todavía nadie me ha venido a decir que yo tenía razón y tampoco creo que lo vayan a hacer.

En sentido general, me sentí marginado y por eso pedí salir, porque no me sentía totalmente útil.

Estos centros de entrenamiento, léase la Base Nacional de Santiago de Cuba y la de Villa Clara, se cerraron allá por el año 2000, pese a ser, sobre todo la situada en tierra indómita, fuente inagotable de talentos.

A los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, para ejemplificar, Cuba asistió con 51 atletas y el 83% de los mismos había hecho estancia en algún momento de su carrera en la academia santiaguera.

De allí salieron- como recalca Santiago- muchos de los mejores especialistas de la época. Nombres como David Giralt, Mabel Gay, Alexis Copello, Isel López, Sonia Bicet, Alberto Sánchez, Raúl Duany, Magaly García, Maidelin Fuentes, Iván García y Yarelis Barrios endosan la lista de atletas formados en este centro.

Su homóloga de Villa Clara estaba especializada en pruebas de fondo y marcha atlética y si bien no dio atletas de talla mundial, hay que mencionar la promoción de varios medallistas panamericanos como Mariela González y Andy González.

Lo cierto es que este es un tema recurrente cuando se habla con entendidos en la materia. Existe una añoranza perenne por estos centros, los cuales, fueron artífice de la formación de deportistas como parte del Sistema del Equipo Nacional de Atletismo y contribuyeron, como nada, a elevar de la calidad de las competencias nacionales. En la Copa Cuba y los Memoriales que cada año acontecen en nuestro territorio la rivalidad era enorme, de ahí que muchos de los mejores resultados en la historia de estas lides datan de esa época.

¿Consideraría volver a entrenar la selección nacional cubana?

Me gustaría pero, siendo sinceros, no creo que suceda…