Con los triunfos conseguidos en esta última subserie de la primera fase, los equipos de Pinar del Río y Matanzas se agenciaron los dos últimos boletos directos a la segunda ronda de la Serie Nacional de Béisbol. Con pinareños y cocodrilos se completa el cuarteto que también integran Industriales y Las Tunas.

Los de vueltabajo consiguieron el cupo al dominar a Ciego de Ávila con pizarra de 4-3 y llegar a los 26 triunfos, para quedar fuera del alcance de Granma, su más cercano perseguidor. Mientras, los yumurinos vapulearon despiadadamente a Villa Clara en los tres duelos de la subserie particular para llegar a los 27 triunfos y asegurar su puesto en la siguiente etapa.

Los Industriales, dirigidos por el polémico Víctor Mesa, han visto renacer un equipo que hoy ocupa la cima de la tabla de posiciones con 30 victorias y 11 derrotas (.732). En tanto, a fuerza de batazos Las Tunas es segundas con balance de 30 ganados y 14 perdidos.

La lucha más dura se ubica ahora en la disputa por los boletos a las series de comodines, donde Ciego de Ávila, Granma y Artemisa ya tienen puestos seguros. Ello significa que el cuarto cupo —y última tabla de salvamento— sigue sin dueño, aunque su principal aspirante es el equipo de Villa Clara (23-22).

Los villaclareños ya culminaron su actuación en esta primera ronda, y solo esperan por el resultado de Isla de la Juventud (20-21), equipo que podría eliminarlos de la lucha por los comodines si logra triunfar en todos los duelos que les restan. Los isleños precisan llegar a las 24 victorias, pues en caso de empate avanzaría Villa Clara, equipo que dominó la subserie particular.

La Isla de la Juventud la tiene cuesta arriba. Un solo resbalón basta para que se despidan de esta edición de la Serie Nacional, y sus dos primeros enfrentamientos aplazados serán ahora contra Granma.